Luego del inconveniente en un vuelo que impidió que el encuentro fuera hoy, el Gobierno recibirá mañana a la gobernadora de Santa Cruz, Alicia Kirchner, para analizar la situación financiera de la provincia.

Con las protestas por el atraso del pago de sueldos a los empleados estatales como contexto, Alicia Kirchner y el ministro del Interior Rogelio Frigerio llevarán adelante la negociación para que Nación envíe recursos para ayudar a la provincia.

En declaraciones a radio Mitre, Frigerio afirmó esta mañana que el Gobierno nacional ve “con mucha preocupación” la situación que atraviesa Santa Cruz, y le reclamó a la mandataria que presente un “plan razonable y consistente” para llegar a tener las “cuentas saneadas” de aquí a 2019.

Además, el ministro se mostró dispuesto a recibirla en una audiencia en la Casa Rosada para “resolver el problema en búsqueda de la paz social”, y adelantó que está “bastante avanzado” un crédito del Banco Nación para ayudar al distrito patagónico, aunque admitió que el Gobierno nacional “todavía” tiene “dudas” sobre el manejo financiero que realiza la administración de la gobernadora Kirchner.

“Hoy todavía tenemos dudas que ya le transmitimos a la Provincia respecto a los números, que para nosotros presentan algunas contradicciones”, dijo Frigerio, y agregó que “seguimos muy de cerca esta situación, con mucha preocupación, la gente la está pasando muy mal”.

Frigerio habló con la prensa algunas horas después de que Alicia Kirchner se fuera de la residencia del Gobernador pasadas las 5 de la madrugada luego de haber estado encerrada por más de 15 horas debido a una protesta de maestros, padres y jubilados.

Estaba previsto que Kirchner viajara hoy a Buenos Aires, pero finalmente no lo hizo por por desperfectos técnicos en la aeronave, y la audiencia fue postergada para mañana.