Una encuesta de la empresa D’Alessio IROL y la consultora Berensztein arrojó que el 85% de la población está en contra de la concesión del beneficio del 2×1 a los condenados por delitos de lesa humanidad. Sólo el 10% se manifestó a favor.

Entre los votantes de Cambiemos, el 75% rechazó la decisión de la Corte Suprema, mientras que el 18% la apoyó. En el caso de los seguidores del Frente para la Victoria el repudio alcanzó el 98 por ciento.
El desacuerdo creció levemente entre los menores de 54 años, donde oscila entre el 86 y el 89 por ciento, pero no hay diferencias significativas entre los que viven en la Ciudad de Buenos Aires y el interior del país.

También hubo alguna discrepancia muy leve cuando se analizaron las respuestas por género y nivel socio-económico. El acuerdo es algo más acentuado entre los hombres (llega al 12%), mientras que el desacuerdo entre las mujeres es del 89 por ciento. A su vez, en el nivel medio-alto, el desacuerdo baja al 82 y llega al 88% entre los sectores más bajos.

La encuesta fue realizada entre 1.069 personas mayores de 18 años de todo el país, luego del fallo de la Corte Suprema en el “caso Muiño”, donde benefició a un represor con el 2×1.