El viernes pasado, previo al fin de semana largo del Día del trabajador, las autoridades de la Asociación de Hoteles de Turismo de la República Argentina (AHT) convocaron a un reducido grupo de periodistas especializados a participar de un desayuno que se llevó a cabo el viernes el Palacio Duhau de la ciudad de Buenos Aires. Participaron del encuentro el presidente, Aldo Elías y el vicepresidente II, José María Candioti; junto al director ejecutivo de la entidad, Sergio González y la responsable del Departamento de Comunicaciones, Carolina Osorio Alzate.

Situación grave

Uno de los temas centrales fueron las fuertes cargas impositivas que sufre el sector, y las graves consecuencias que aseguran generan en los establecimientos hoteleros, sumado al cada vez mas problemático aumento de los alojamientos informales, no registrados o clandestinos. “Hay hoteles que con el 85% de ocupación están perdiendo dinero, una situación que es totalmente imcomprensible”- explicó Aldo Elías y agregó que “No queremos que se clausuren los alojamientos informales, pretendemos que el Gobierno de la Ciudad nos ayude para legalizarlos, legislarlos y que paguen lo que corresponde, porque se hace imposible competir de esta manera” -subrayó.
“Tenemos que seguir insistiendo para que las autoridades tengan en cuenta nuestra problemática, la inversión para construir un hotel es muy alta y la rentabilidad no es buena”, explicó José María Candioti.

“Argentina no tiene al turismo como Política de Estado

También comentaron acerca de como está cambiando el modelo de negocios en la hotelería a nivel mundial y que poco a poco se va viendo en Argentina, señalando que el panorama actual no es bueno para los empresarios hoteleros nacionales: “Hoy un buen hotel tiene prácticametne planchada su tarifa, en mi caso estamos cobrando una habitación 1400 pesos y salís a cenar, dos personas y gastas 1200 pesos”, explicó Elías y agregó: “Fíjense que está todo desfasado, cuando hacemos reuniones regionales el remis para traer a miembros de Pilar, nos cuesta 1500; si sumamos ida y vuelta es prácticamente lo mismo que pagamos un pasaje a El Calafate, cuando se realizó la reunión de presidentes de filiales”- remarcó.
“Por mas que lo parezca, la Argentina no tiene al turismo como Política de Estado; al turismo se lo mira como a una diversión y no como a un gran generador de puestos de trabajo. Coincido con el ministro Santos cuando dice que hay pueblos que si les sacás el turismo se mueren; porque no tienen otra cosa”, expresó.
“La economía no está bien, las tarifas es imposible aumentarlas; la carga impositiva es muy alta, el alojamiento informal nos quita huéspedes en una competencia totalmente desleal y otro grave problema es lo que nos cobran por derechos cinco entidades (Sadaic, AADI, etc). Pese a todo este panorama negativo, somos optimistas y si se modifican algunas cosas, que estamos planteando al gobierno, vamos a empezar a repuntar”- concluyó Elias.