En Puerto Madryn, la problemática se arrastra desde hace tiempo, cuando grupos de jubilados decidieron manifestar sus reclamos constituyéndose en asambleas y articulando gestiones con los distintos Centros de Jubilados de la ciudad; en tanto las críticas cruzadas por deficiencias en la atención entre Prosate y Pami continúan, pero lo cierto es que aún no se han resuelto varios de los principales inconvenientes, como la falta de especialistas en algunos centros, o bien el pago de salarios de los mismos.
Esto último ocurrió recientemente en Prosate de Madryn, donde jubilados manifestaron su descontento hacia lo ocurrido con el oncólogo que allí presta funciones, quien pese a continuar atendiendo pacientes, desde hacía al menos cuatro meses no percibía su haber correspondiente; según el titular de dicho organismo, Carlos Sabater, afirmó que una situación similar ocurre con al área de neumonología, para lo cual no hay un profesional designado o contratado por Pami, por lo que los pacientes de la ciudad costera son derivados a localidades vecinas para ser atendidos.
Pocos días después de que dicho grupo de jubilados reclamara por el pago al profesional, el mismo fue acreditado por parte de Pami.
El Diario no pudo obtener una respuesta por parte de la nueva directora del organismo, Lidia Córdoba, respecto de la situación de la atención de la tercera edad en la ciudad, así como tampoco en referencia a los distintos contratos que el organismo rubricaría con varios centros de salud de la ciudad, entre ellos la Clínica Santa María; según trascendió por parte del ex director ejecutivo de Pami en la provincia, Ignacio Torres, el convenio con dicho centro, había sido firmado y permanecía en escribanía, pero debido a que las autoridades de la clínica dependiente de Ados no se presentaron a firmar el documento, los tiempos se dilataron y los plazos se vencieron.

“Cada sistema tiene sus pros y contras”

Córdoba, en diálogo con medios radiales, sí respondió a las recientes críticas por parte del propio gobernador del Chubut, Mario Das Neves, y el ministro de Salud provincial, Ignacio Hernández, quien había sostenido que Pami “ha quedado prácticamente en la provincia sin efectores privados, sobrecargando a nuestros hospitales y, lo que es peor, comprometiendo las respuestas a los abuelos; necesitamos que tenga un nivel de operatividad y un protagonismo mucho más importante”.
En este sentido, la titular del organismo sostuvo, en diálogo con FM La Mejor, manifestó el pasado viernes que “me llamaron poderosamente la atención estas manifestaciones; por un lado, porque el Ministerio de Salud es parte integrante, como prestador, de Pami, y por otro lado, porque el mismo gobierno tiene conflictos a nivel de las obras sociales con Seros”.
A su vez, mencionó que “el año pasado hubo un cambio rotundo en la modalidad prestacional, impulsado por Ignacio Torres, y mi función es continuar y afianzar ese sistema, que a vista de los cambios a nivel nacional, pasa a ser único en el país”, aunque aclaró que “cada sistema tiene sus pros y sus contras”.

Afirman que se está “al día” con pago a prestadores

En otro orden, aclaró que el sistema de pago por cápita se implementa “a nivel país” y no en la provincia del Chubut; dicho esquema contempla el pago de montos fijos por afiliados, se realicen o no las prestaciones médicas, algo confirmado por el titular del organismo a nivel nacional, Sergio Casinotti, quien reemplazó al entonces director, Carlos Regazzoni, tras su renuncia.
Sobre esta cuestión, Córdoba planteó que “nosotros quedamos exceptuados (por la Provincia), lo cual implica que los cambios realizados durante la gestión han sido reconocidos; este sistema beneficia a los afiliados, porque anteriormente, al tener un sistema capitado, había un alto nivel de prestadores alternativos, lo cual implicaba que el afiliado tenía que ir a cada agencia, retirar una orden de prestación para tener la consulta, pero con este sistema, con el carnet, concurre a los prestadores y es atendido”.
A ello, aclaró que “es un sistema que arrancó en el mes de septiembre y con características a las que hay que irse acomodando de todas partes, sobre todo del lado de los prestadores, en relación a las transmisiones y a la emisión de facturas”.
En cuanto a las deudas del organismo, Córdoba sostuvo que no las hay y explicó que “todos los meses, a partir del 15, a través de un sistema de facturación unificada, se deposita en las cuentas de cada uno de los prestadores, y desde que se implementó, nunca ha variado; hemos incrementado la cantidad de prestadores privados y, dentro de esta estructura, el prestador público, que serían los hospitales, también son parte, en el sentido que toda prestación que es hecha en un hospital público, es pagada por Pami igual que a un privado”.