Una reunión convocada en la Legislatura Provincial, a la que asistió el ministro Coordinador de Gabinete, Alberto Gilardino, y el ministro de Economía, Pablo Oca, terminó en un escándalo. Legisladores del oficialismo acusan al diputado provincial del FpV, Blas Meza Evans, por el fracaso del encuentro. El cónclave terminó cuando los Ministros del gabinete provincial se levantaron y se fueron, por sentirse agraviados por el Diputado justicialista. También se encontraban presentes, el ministro de Infraestructura, Alejandro Pagani y el vicegobernador Mariano Arcioni.

Inversiones

Según manifestó la diputada Zulema Andén (ChuSoTo), el diputado Meza Evans se expresó durante la reunión con el único objeto de “romper el acuerdo que se estaba sellando entre el Ejecutivo Provincial, el Ejecutivo de Comodoro y los legisladores de todos los bloques”, dijo y agregó que durante el encuentro, “se pretendió avanzar en un acuerdo, referido a todas las tareas y las inversiones que se deben realizar en Comodoro Rivadavia para reconstruir la ciudad”.
Andén explicó que “cuando habíamos avanzado el ministro Oca propuso enviar este miércoles un acta acuerdo consensuada entre el Ejecutivo Provincial, el municipio de Comodoro y los diputados y Meza Evans solicitó una nueva reunión con el ministro Oca para el jueves en una clara maniobra dilatoria”.

Cruce con Oca

“La reunión se venía desarrollando normalmente, en un marco de cordialidad y respeto, hasta que intervino el diputado Meza Evans con la sola intención de frustrar el acuerdo al que se estaba arribando y para eso lo que hizo fue faltarle el respeto al ministro de Economía tratándolo de mentiroso”, afirmó la Diputada oficialista.
La legisladora reveló que “ante semejante falta de respeto el ministro de Economía dijo que en esos términos no continuaría la reunión y ahí fue donde nuevamente el diputado Meza Evans lo empezó a increpar”, dijo e insistió en señalar que “más allá del desagradable momento y de que se haya frustrado el encuentro, hay que destacar que fue una actitud personal y minoritaria de Meza Evans, que sólo fue acompañada por el silencio cómplice de Touriñán y Dufour”, indicó.

“Estrategia de rompimiento”

Andén destacó además que “otros diputados como Torres Otarola o la propia Viviana Navarro para nada participaron de esta estrategia de rompimiento y expresaron además que no avalaban ni la metodología ni las expresiones de Meza Evans”, dijo al referir “es una pena que en un encuentro tan importante, en el que incluso participó el viceintendente de Comodoro Rivadavia, Juan Pablo Luque, y funcionarios de la Municipalidad de Comodoro, haya terminado de esta manera”, expresó.
La legisladora de Chubut Somos Todos sostuvo que “estábamos trabajando todos en conjunto, dejando las diferencias políticas de lado y pensando solamente en solucionar los inconvenientes que aquejan a los comodorenses. Pero evidentemente Meza Evans tenía un solo objetivo en esta reunión y era que no se llegara a ningún acuerdo”.