Ante los niveles de turbiedad del Río Chubut, el Ejecutivo mantiene el plan de contingencia, que consiste en la disposición de tanques en cada sector. En algunos complejos, se resolvió incluso incrementar el número de receptáculos de gran porte, ante la demanda poblacional.
También, la Secretaría de Desarrollo Social y Acción Comunitaria dispuso la entrega del recurso, a través de la Coordinación Política de Vivienda Municipal, a familias cuyos integrantes padecen alguna dolencia. La distribución inició hace poco más de una semana, después del temporal de lluvia que afectó varios servicios.

Barrio Moreira

La Agencia de Desarrollo Productivo y Social retomó la entrega de agua potable en el barrio Moreira: “Es el tercer día consecutivo. Y en nuestro caso, tenemos el respaldo de otro camión que llena botellas, mientras nosotros lo hacemos en tanques. Este lunes –recordó el responsable del área, Carlos Wohn-, estuvo complicado porque muchos vecinos no tenían siquiera un litro de agua. Estuvimos trabajando hasta casi las 2 o 3 de la madrugada, y este martes continuamos”.
El funcionario agradeció la colaboración de Bomberos y otros camiones particulares que “están abasteciendo de agua, tratando de que el vecino tenga acceso rápido”.
El coordinador de Política de Vivienda Municipal, Omar San Martín, comentó que “hace dos días que comenzamos con la distribución de agua a personas con capacidades diferentes, por ejemplo este lunes estuvimos hasta las 12.30 de la noche. Este martes iniciamos otro esquema de trabajo, agregamos un camión con cuatro tanques para asistir a familias que tienen problemas de salud”.
El área social atendió pedidos de los barrios Planta de Gas, Tiro Federal, Moreira, Santa Mónica, y Los Aromos.
Reveló que frente al pedido continuo de la gente, “seguimos agregando tanques de agua en otros barrios, por ejemplo, este lunes lo hicimos en Sarmiento, Norte, Don Bosco, Tiro Federal, e INTA”.