Autoridades de Vialidad Nacional se comprometieron a enviar a Chubut las maquinarias necesarias para arreglar caminos y accesos afectados por el temporal. La decisión le fue transmitida al ministro de la Producción, Pablo Mamet y al presidente de CORFO, Hernán Alonso, durante una reunión que este jueves se desarrolló en la sede de Vialidad Nacional en Buenos Aires con la presencia de Lucas Logaldo, director de Asuntos Institucionales, Comunicación y Política del organismo nacional y la participación del presidente de Vialidad Provincial, Osvaldo Mairal.
El encuentro se concretó por gestiones del gobernador Mario Das Neves luego de decretar “el estado de emergencia y desastre agropecuario” en ocho Departamentos de Chubut que fueron afectados por el temporal.
Concretamente Vialidad Nacional se comprometió a enviar las máquinas necesarias, (secuestradas a Lázaro Báez), para arreglar los caminos y accesos rurales que luego del temporal quedaron intransitables.

Plan de trabajo

Para poder llevar a cabo esta gestión, tanto el Ministerio de la Producción, CORFO y Vialidad Provincial se comprometieron a enviar un informe de los caminos y kilómetros a reparar para poder armar un plan de trabajo urgente y que Vialidad Nacional pueda comenzar con las tareas de logística para comenzar con los arreglos de los caminos y accesos de las zonas rurales afectados por el temporal.

Reparar caminos

Mamet afirmó que “es muy importante recuperar y reparar estos caminos rurales para que los productores puedan llegar a sus campos para evaluar detalladamente la situación de sus tierras, la idea es trabajar en conjunto para poder resolverlo de una manera rápida y efectiva ya que hay muchos de los productores que han perdido animales y necesitan estabilizarse para poder continuar con la producción”.

Cementerio de máquinas

Tractores, retroexcavadoras, volcadoras, camiones y camionetas –en muchos casos los restos de ellas- volvieron a ser protagonistas esta semana de movimientos similares a los de los años de opulencia del clan de Lázaro Báez. Por primera vez en mucho tiempo, el cementerio de máquinas en el que se había transformado el obrador del empresario patagónico ubicado sobre la ruta provincial 3 volvió a tener actividad.
No fue como en los viejos y buenos tiempos, cuando los equipos eran utilizados para atender las licitaciones de obra pública que le adjudicaban Néstor y Cristina Kirchner al empresario que se reconoce en público como amigo de ellos, y luego volvían al predio a la espera de un nuevo contrato con el Estado. Ahora probablemente nunca más regresen allí. La Dirección Nacional de Vialidad, en su carácter de depositario de la guarda judicial de los bienes tiene otros planes y la mayoría muy lejos de Río Gallegos, donde se encuentra el extenso playón.

Kank y Costilla

El organismo oficial dependiente del Ministerio de Transporte tomó el control de las máquinas tras un fallo de la Sala II de la Cámara Federal, que desestimó un recurso de los empresarios Lázaro y Martín Báez y dispuso la entrega de equipos viales, propiedad de las compañías Austral Construcciones S.A. y Kank y Costilla S.A.
“No puede soslayarse que en nuestros días existe un fuerte reclamo social que, a la par de repudiar estas conductas (los delitos que se le atribuyen a los imputados), exige que se atienda las necesidades de la comunidad, a cuya postergación también habrían contribuido estos hechos. Y las decisiones judiciales deben atender tales extremos cuando las peticiones concretas resultan fundadas y razonables atendiendo las características del caso”, argumentaron los camaristas Eduardo Guillermo Farah y Martín Irúrzun.