El juez Horacio Yangüela revocó el arresto domiciliario para Luis “Currito” Currumil, imputado por el homicidio de José Coloma, de 31 años, ocurrido el 27 de diciembre de 2016 en el barrio San Miguel. Currumil, de 20 años, se encontraba en arresto domiciliario.
Se había quebrado la pierna en la comisaría, según lo dispuesto oficialmente por el Ministerio Público Fiscal, pero el pasado viernes, la Policía fue a controlar que estuviera cumpliendo la medida, y constató que no se encontraba en su domicilio. Consecuentemente, se hizo una audiencia y el fiscal Daniel Esteban Báez, junto a la funcionaria Ivana Berazategui, solicitó que se revoque la medida, por haberla incumplido.

“Autoevacuado”

“No corresponde la revocación”, dijo, en cambio, la defensora jefa Gladys del Balzo, quien argumentó que en realidad no estaba en su domicilio porque “se autoevacuó por la lluvia”, agregando que “el lugar estaba absolutamente anegado, y por eso se trasladó de casa para poder guarecerse de las inclemencias del tiempo”.
A su vez, indicó que “estaba sin comida”.
Sin embargo, el juez Yangüela no compartió los argumentos de la defensa: “Es de sencilla resolución. Si bien son entendibles las cuestiones humanitarias que usted marca, no es entendible el incumplimiento porque se le advirtió que en caso de incumplimiento debía dar aviso al personal policial. Currumil ha atravesado otros procesos por lo que conoce como es”, indicó el magistrado.
El magistrado aclaró que Currumil “había estado en domiciliaria por enfermedad” pero que “el hecho amerita que se revoque la detención domiciliaria y pase a cumplirse en un establecimiento carcelario”.

Asesinado de varias puñaladas

Currumil está detenido imputado por el homicidio ocurrido la madrugada del martes 27 de diciembre en el Barrio San Miguel. Esa madrugada, personal fue alertado por gritos de una supuesta pelea. Al llegar al lugar, hallaron a la víctima, identificada como José Coloma, tendida en el piso con múltiples heridas. A pesar de las atenciones recibidas, falleció camino al hospital. La pena prevista por el delito de “homicidio”, según el Código Penal, tiene una expectativa de hasta 25 años de prisión.

Elevan a juicio un brutal homicidio ocurrido en el San Miguel

La jueza Marcela Pérez elevó a juicio oral y público el homicidio de Elifonso Sandoval, quien fue asesinado en su casa del barrio San Miguel en octubre del año pasado. El acusado es un vecino, Miguel Fernando Melgarejo. El crimen ocurrió la madrugada del 8 de octubre de 2016, cuando Sandoval, de 58 años, fue ultimado con un arma blanca en su casa de Marcos Lombardo 1.124, del barrio San Miguel.
Según la acusación, Melgarejo, de 39 años, irrumpió en el lugar y atacó a Sandoval, propinándole varias heridas con un arma blanca así como varios golpes con un palo de madera.
La víctima intentó defenderse y logró salir de su domicilio, aunque malherido, falleciendo en la vía pública producto de las lesiones.
Por su parte, Melgarejo, patrocinado por los abogados Carlos del Mármol y Gustavo Castro, fue detenido esa madrugada por la Policía.
El Ministerio Público Fiscal, representado por el fiscal Alex Williams, le imputó provisoriamente el delito de “homicidio simple en carácter de autor”, previsto por el Código Penal con una pena de 8 a 25 años de prisión.
La jueza Marcela Pérez, además, dispuso la continuidad de la prisión preventiva del acusado hasta la realización del juicio, por los peligros de que se fugue o intente entorpecer la causa influyendo sobre testigos.