Fue bautizado como 2014 JO25, tiene 650 metros de diámetro y fue descubierto por el Mount Lemmon Survey en mayo de 2014. Se trata del asteroide de este tamaño que más se acerca al planeta Tierra en los últimos 13 años ya que se aproximará a la Tierra a una distancia aproximada de 4,6 distancias lunares el próximo 19 de abril. Cada distancia lunar corresponde a algo más de 384 mil kilómetros, la distancia entre la Tierra y su satélite, por lo que el asteroide pasará a unos 1,8 millones de kilómetros del planeta azul.
Este acercamiento es el más próximo de un asteroide, al menos de este tamaño o similar, desde el encuentro con 4179 Toutatis, que pasó a cuatro distancias lunares en septiembre de 2004, según el radar Goldstone de la NASA. El siguiente acercamiento previsto de un objeto con un diámetro mayor o igual a éste tendrá lugar cuando el asteroide 1999 AN10, de 800 metros de diámetro, se aproxime a una distancia lunar en agosto de este año.

“Potencialmente peligroso”

El asteroide 2014 JO25 estará cerca del Sol hasta el próximo 19 de abril, momento en que se encontrará en una situación favorable para las observaciones y, a partir de entonces, se convertirá en uno de los principales objetivos del radar de asteroides durante este año. Debido a su cercanía al Sol, no se espera conocer su periodo de rotación antes de las observaciones del radar.
Los astrónomos calculan que este asteroide no se ha aproximado tanto a la Tierra desde hace, al menos, 400 años. Y no hay conocimiento de futuras aproximaciones tan cercanas como ésta hasta el año 2.500.
A pesar de haber sido clasificado como un “Asteroide Potencialmente Peligroso” por el Minor Planet Center, no hay motivos para la alarma porque no hay riesgo de choque con la Tierra. Y es que este centro estadounidense califica bajo este nombre a todos los cometas o asteroides cercanos a la Tierra con una órbita tal que tiene potencial para acercarse a ésta y un tamaño suficiente como para causar daños significativos en caso de impacto. Además, se considera que los asteroides pertenecientes a esta lista no suponen una amenaza para la Tierra en los próximos 100 años o más. La última actualización de esta lista, en marzo de 2017, incluye a 1.786 asteroides.

Rozar la tierra a 43.000 Km/h

Un asteroide de un tamaño estimado similar al de tres campos de fútbol ‘rozó’ la Tierra la madrugada del martes 18 de febrero de 2014, precisamente a las tres de la mañana, hora peninsular. El paso de este cuerpo celeste ocurrió con casi un año de diferencia con el que cayó en Cheliábinsk, Rusia, 15 de febrero de 2013, hiriendo a más de 1.200 personas.
No obstante, el asteroide 2000 EM26, como ha sido bautizado, pasó una distancia cercana en términos astronómicos, pero la menor separación que tuvo con el planeta Tierra fue de 8,8 veces la distancia que nos separa de la Luna. Aún así, los expertos lo incluyen dentro de la categoría de asteroides potencialmente peligrosos.

Once asteroides hasta 2050

En otro orden, Un total de 11 asteroides se acercarán a la Tierra hasta 2050, según el Ministerio de Emergencias ruso: “Antes de 2050 se prevén 11 acercamientos hasta distancias menores que el radio medio de la órbita lunar (385.000 kilómetros), los tamaños de estos objetos varían de 7 a 945 metros”, señaló el pronóstico, publicado por la agencia RIA Novosti y hecho público por el Poder Ejecutivo ruso.
Según sus previsiones, el acercamiento más próximo tendrá lugar el 12 de octubre de 2017, cuando una roca pase a 115 mil kilómetros de la Tierra a una velocidad de 6,8 kilómetros por segundo. El diámetro del asteroide será de 17 metros.
Sin embargo, el asteroide más peligroso es el 99942 Apophis, que tiene 393 metros de diámetro y que se acercará a la Tierra el 13 de abril de 2029 a 38.400 kilómetros, una distancia cercana a las órbitas de los satélites geoestacionarios, que se sitúan a 35.800 kilómetros. La velocidad de convergencia será de 7,42 kilómetros por segundo.

Fuente: El Mundo – Ciencia