El ministro de Trabajo, Jorge Triaca reiteró que el Gobierno no se opone a las negociaciones salariales por seis meses y con cláusula gatillo al señalar que “las paritarias deben ser libres, pero siempre, por supuesto, contemplando la realidad económica de la Argentina”.
“No es un problema para nosotros en la medida que haya acuerdos. Lo que pretendemos es dar previsibilidad y tratar de generar acuerdos extensos porque ayuda a dar más horizonte y más certezas”, dijo Triaca en el marco de la inauguración del Encuentro Nacional de Consejos Sectoriales sobre Empleo, Formación e Innovación en el NH Hotel.
El ministro reconoció que “hay que avanzar” en “los temas en los que nos hemos planteado buscar soluciones y mucho tiene que ver con el trabajo en favor de incorporar a aquellas personas que están en la informalidad, con el desarrollo de la capacitación y en atender a aquellos sectores que tienen más dificultades, porque como Gobierno no dejamos de ver que hay sectores que tienen dificultades y hay que atenderlos”.
Consultado acerca de cómo quedaron las relaciones tras las medidas de fuerza de la CGT, Triaca insistió en que “tenemos vocación de diálogo y tenemos ganas de que la Argentina encuentre ámbitos comunes, donde podamos resolver los problemas existentes, porque ahí está nuestro desafío ya que hay que prepararse para un mundo cambiante, pero tenemos que hacerlo entre todos y trabajando juntos”.