Se llevó a cabo ayer una nueva sesión de la Cámara de Diputados y uno de los temas que dominaron el debate fue la crisis hídrica que afronta la zona. Además, se definieron las presidencias de las comisiones, y el Frente Para la Victoria perdió el control de todas. El oficialismo logró modificar, en una sesión anterior, la composición de las mismas. Cada comisión tendrá nueve integrantes, cuatro serán para la mayoría, es decir el Frente para la Victoria, y los cinco restantes se integran con Chubut Somos Todos, Cambiemos, el bloque Convergencia y el sector del Frente Peronista, con lo cual, el FpV ya no tiene mayoría en ninguna.
En tanto, ayer un fuerte debate se generó en la sesión de hoy cuando el diputado del PJ-FpV, José Grazzini presentó un proyecto de Ley para declarar la emergencia hídrica, sanitaria, social y educativa en la provincia por el término de 90 días. El proyecto que pasó a comisión no tuvo el respaldo del bloque de Chubut Somos Todos ni del Frente de Agrupaciones Peronistas por lo tanto no pudo ser aprobado sobre tablas ya que requerían la voluntad de 15 diputados para alcanzar los dos tercios.
El proyecto proponía que la autoridad de aplicación sea el Ministerio de Coordinación y lo autorizaba al Poder Ejecutivo a gestionar la urgente instalación de plantas potabilizadoras del Ejército Argentino en los departamentos del Valle Inferior del Río Chubut y en el Departamento Mártires.
También se autorizaba al Poder Ejecutivo a gestionar los recursos tanto a nivel nacional como internacional que se requieran para la realización de obras hídricas en la provincia de Chubut.
Por su parte, la diputada del PJ-FpV, Alejandra Marcilla dijo que “en Trelew hicieron un piletón, en Madryn compraron químicos y a Rawson le da agua otro Municipio. Esto es un descontrol, hoy nadie sabe lo que pasa, por eso pedimos que venga el Ministro Coordinador a explicarle a los diputados que está pasando con el agua”.
Indicó que el desastre comunicacional es tal que Trelew determino que se re inicien las clases pero no en Puerto Madryn, “esto nos pone en un gran riesgo epidemiológico, hay que pensar que la calidad de agua en los establecimientos educativo debe ser controlada porque el ministro será responsable lo que pasa en cada establecimiento”.
Marcilla pidió que se use el sentido común “no se puede hacer cualquier cosa para quedar bien mediáticamente, la información debe circular claramente para toda la población, hay mucho riesgo sanitario y esto nadie lo está teniendo en cuenta”, expresando que el proyecto trae más herramientas para poder avanzar en acciones necesarias para buscarle solución al tema del agua potable.

Papaiani quiere enriquecerlo

La presidente del Frente de Agrupaciones Peronistas, Florencia Papaiani planteó que desconocía el proyecto y que no tuvieron posibilidades de trabajarlo, “nos hubiera gustado haber consensuado el proyecto en las diferentes comisiones para enriquecerlo, por este motivo no acompañaremos la iniciativa”.

La abstención de Pagliaroni

El diputado de Cambiemos, Manuel Pagliaroni dijo que es inoportuno tratar ese proyecto casi de prepo “porque no fue propuesto en labor parlamentaria”. Además dijo que su abstención obedece que aprobarlo no modifica en nada la realidad, “aquí no hay soluciones mágicas y me abstengo porque creo que hay un cumulo de errores en las políticas públicas producto de la gestiones anteriores, además las cooperativas están muy politizadas y con las internas sindicales no se avanzó para solucionar los problemas de agua y cloacas y Trelew es un claro ejemplo de eso porque son funcionarios en la cooperativa propuestos por el poder político de turno”.
Para la diputada Jacqueline Caminoa debió aprobarse “porque este proyecto faculta al Poder Ejecutivo a realizar gestiones, y lo que abunda no daña, hay una población muy grande que no tiene agua y deberíamos tratarlo porque la Legislatura debe expedirse frente a esta emergencia”.

Mansilla solicita especialistas

El diputado de Chubut Somos Todos, Mario Mansilla expresó que se ha vivido un momento muy grave, “esta situación de desastre de la provincia nos ha caído como peludo de regalo, y los que están trabajando en una montaña de tierra y mierda generará una gran contaminación y tenemos miedo que no empiece una epidemia”.
Mansilla dijo que no debe menoscabar la capacidad de los técnicos, “que todos podamos pedirle al Gobierno Nacional ingenieros especialistas en desastre para ver cómo salimos de una situación que desconocemos, no sabemos si seguirá o no lloviendo. Ojalá se constituya la Cruz Roja para evitar epidemias y pedimos gente idónea, especialista para que nos ayuden a salir de esta crisis”.

Convocan a Marcial Paz

Por otro lado, el diputado Grazzini solicito la presencia del Secretario de Trabajo, Marcial Paz para conocer la realidad laboral de la provincia, “no hay datos oficiales sobre los despidos en Chubut, el INDEC marca que en el país en estos meses fueron despedidos 253.967 trabajadores. El Gobierno nacional no está mirando a la Patagonia y espero que las promesas que hicieron lleguen porque todo lo que han anunciado no se ha visto”.
Recordó que la doble trocha sigue demorada ya que fue concursada por una empresa que está quebrada, “estas son realidades, promesas que hace 16 meses no se cumplen y espero que este mal momento que vivimos los chubutense sirva para que el Gobierno Nacional cumpla con sus promesas”.
Grazzini reconoció que Nación asistió rápidamente a Comodoro Rivadavia, “la provincia no lo hizo pero hay que ser hombre de bien para reconocer lo que se hizo”.