El actor que encarna al guardafaunas Roberto Bubas en “El Faro de las Orcas” se refirió en declaraciones radiales al estreno nacional de la película, que es una coproducción española-argentina filmada en escenarios naturales de Península Valdés y basada en el libro del propio Bubas, “Agustín Corazónabierto”.
La historia real cuenta que, a fines de la década de 1990 y partir del trabajo de Bubas con las orcas y su acercamiento, y hasta la confianza que ofrecieron los cetáceos, una madre de Buenos Aires lo buscó para intentar mejorar el cuadro de autismo que padecía su hijo menor. A partir de dicha anécdota es que surge el libro y su posterior adaptación para el cine, transformada en el film “El Faro de las Orcas”, dirigido por Gerardo Olivares y que se puede ver en el cine de Puerto Madryn, así como también a través de la plataforma Netflix.
Furriel puso en relieve la historia que da vida a la película, que es la historia de una madre que, luego de que su hijo, que padecía un trastorno hipoacúsico con un grado de autismo ya resuelto, tuvo una reacción atípica al observar un documental de Roberto Bubas, lo cual motivó a que la mujer emprendiera un viaje para intentar mejorar la situación del joven, a partir de conocer al guardafauna.

Una película “100% chubutense”

Al respecto, Furriel sostuvo que “después de estar tanto tiempo trabajando y con tanta gente que trabaja para que la película pueda salir de la mejor manera, te dan ganas de que se termine esa especie de intimidad que tiene la película, para que se transforme en otra experiencia, ya que la cinta se está viendo en 192 países del mundo, a través de Netflix” y describió que “es una película llena de belleza, primeramente por dónde está filmada, no solamente por el paisaje natural sino también el humano, por todos los personajes que aparecen en la película y que tienen que ver con Chubut”.
Sobre esta línea, destacó que “es una película cien por cien chubutense, en ese sentido, el mundo está viendo a la Provincia, además de aquello que describe la historia, que es la madre que viene de Madrid con su hijo autista, quien había visto un documental de Roberto Bubas, guardafauna de la Patagonia que tiene una relación especial con las orcas, y frente a lo cual ese hijo tuvo una reacción diferente a la que siempre había tenido; a partir de ello, la madre construye un viaje épico y se la juega al cien por cien, para ver si su hijo puede tener una mejoría”.
El largometraje “está basado en hechos reales, pero es una película de cine, no un documental”, sostuvo Furriel, quien destacó el trabajo del equipo de trabajo de la película, encabezado por el director Gerardo Olivares.