TRELEW – La mujer, de 75 años, había ido a buscar agua y se encontraba en un centro de distribución cuando el ladrón pasó, le quiso sacar por la fuerza la cartera y como la víctima se resistió, la tiró al suelo y le dio una patada en la cara para lograr su cometido. Una patrulla policial lo persiguió y logró detenerlo a las pocas cuadras. Ahora está alojado en COSE: la madre es cabo de policía y trabaja en una Comisaría de Trelew.