Finalmente, el Tribunal de segunda instancia integrado por las juezas Nelly García, Carina Estefanía y Flavia Trincheri, confirmó por unanimidad y en todos sus términos la sentencia dictada el 24 de febrero de este año por los jueces penales Jorge Criado, Ricardo Rolón y Martín O’ Connor contra Juan Franco Ordoñez y Lucas Emanuel Mansilla por el homicidio de Matías Albornoz ocurrido el 13 de febrero del año pasado.
De esta forma, el Tribunal resolvió condenar a Ordoñez y a Cayuleo a la pena de quince años “‘de prisión efectiva por considerarlos coautores penalmente responsables del delito de homicidio en ocasión de robo por los hechos ocurridos el día 13 de febrero de 2016, en Lago Puelo, en perjuicio de Matías Albornoz.

Apelación

La intervención de la Cámara Penal se produjo a partir de la presentación de recursos en queja por parte de los defensores de los dos imputados. Marcos Ponce, defensor público, en representación de Ordóñez, cuestionó “la declaración de responsabilidad de su asistido, por falta de prueba decisiva de cargo. Subsidiariamente, y como materia del segundo agravio, también ataca la determinación de la pena por arbitraria, afirma que no ha sido impuesta en relación a lo probado en la causa, sino derivada de meras afirmaciones dogmáticas”.
Massimino, defensor particular de Mansilla, cuestionó que hubieron circunstancias de modo tiempo y lugar que no fueron aclaradas en el juicio, planteó dudas sobre la aparición del cuerpo de Matías y la posibilidad de que hubiera sido movido de su posición original antes de la llegada del personal de criminalística. Cuestionó la preservación de la escena del crimen y relativizó la evidencia de ADN, entre otros aspectos, para concluir solicitando la declaración de nulidad de la sentencia por arbitrariedad y subsidiariamente la anulación de la mensuración de la pena.

Los hechos

El 13 de febrero del año pasado, entre las 8 y las 8:30 de la mañana, el vehículo conducido por Matías Albornoz fue abordado por dos sujetos en la agencia “El Piltri” de la localidad de El Bolsón, Río Negro; momentos más tarde, el cuerpo sin vida del remisero aparecería a pocos metros del Paralelo 42, en el límite con la provincia del Chubut. La víctima presentaba un disparo de arma de fuego calibre 22 en el pecho, y el auto estaba junto al cuerpo del joven; a los pocos metros, su billetera vacía, sin la recaudación nocturna de aproximadamente 2.500 pesos, además de dos teléfonos celulares.
Los dos detenidos por el hecho, Juan Franco Ordoñez y Lucas Emanuel Mansilla, fueron condenados a 15 años de prisión por el “homicidio en ocasión de robo”.