Personas en situación de vulnerabilidad recibieron vacunas por parte de enfermeros y personal del Municipio de Puerto Madryn, en el marco del programa “Volver a Empezar”, una iniciativa que busca trabajar sobre la problemática de la pobreza y la exclusión social, a través de acciones concretas que tiendan a beneficiar a los más necesitados.
El programa “tiene como principal objetivo abordar de manera integral y multisectorial a personas en situación de calle y en la calle, individuos que están inmersos en un proceso de exclusión social en sentido amplio, con el propósito de asistirlos en el proceso de restitución de sus derechos y responsabilidades como ciudadanos”, además de que prevé “reestructurar mecanismos de intervención, ampliando y facilitando ámbitos de contención, capacitación y recreación, que generen un empoderamiento y la puesta en valor de las capacidades de las personas inmersas en la problemática”, según destaca la Ordenanza, aprobada semanas atrás por la unanimidad de los bloques del Concejo Deliberante de Puerto Madryn.

Una sociedad y un Estado presentes

A su vez, la iniciativa, que prevé la acción conjunta de diferentes estamentos municipales y de la sociedad madrynense, “trabajará con personas en situación de calle y personas en la calle,
entendiéndose a las primeras como aquellas personas que se encuentran en un proceso de exclusión social relacionados con la familia tanto nuclear como extensa, como así también en el ámbito laboral y sistema de protección social, mientras que las segundas son aquellas personas que poseen vivienda, pero pasan y comparten gran parte de sus días en las ranchadas, incorporándose al grupo con un sentido de pertenencia, creando su propio espacio y aislándose de la sociedad”.
Por otro lado, los autores del proyecto plantearon que “el fin primordial del mismo implica la promoción y valorización de estos sujetos para que restauren sus derechos y responsabilidades como ciudadanos, asumiendo con integrabilidad e intersectorialidad las mismas” y fundamentaron que el Municipio, “con la colaboración de la Sociedad Civil, podrá llevar adelante una política que propone un enfoque basado en el reconocimiento de las capacidades de las personas en situación de calle, buscando la activación de sus habilidades para un proceso eficaz de inclusión social y laboral”, agregando que “la Carta Orgánica Municipal, en su artículo 86 establece que la Municipalidad establece una política de atención integral de las personas que en forma temporal o permanente se encuentren en situación de calle y en riesgo, estableciendo servicios y programas que promuevan su protección en la emergencia, promoción y reinserción familiar y comunitaria”.

Mirar más allá de lo cotidiano

En cuanto al abordaje de una problemática muchas veces “invisible” a ojos del común denominador del colectivo social, el programa “Volver a Empezar” indica una serie de pautas a seguir por el personal de las áreas involucradas, el cual consiste en realizar recorridas en diferentes puntos de la ciudad donde se suelen localizarse a dichas personas (ranchadas, chancherías, puntos limpios y domicilios particulares), la entrega de viandas diarias, las cuales se otorgaran en las oficinas del programa, cuya Autoridad de Aplicación es la Secretaría de Desarrollo Comunitario.
Por otra parte, también prevé la apertura de un alberge nocturno destinado a situaciones emergentes, que funcionará en el Hogar de Dia “Nuestros Abuelos” del barrio San Miguel en el horario de 20 a 7 horas, y la creación de una cuadrilla, en primera instancia con modalidad “Promu” (Plan de empleo), a fin de generar a través del trabajo conductas de responsabilidad y compromiso y fundamentalmente reinserción laboral”.
También, establece la apertura de talleres de reciclaje, huerta y alfabetización, como espacios recreativos productivos e inclusivos, y finalmente encuentros de Grupo Operativo, a fines de trabajar objetivos de vida y afianzar las intervenciones realizadas.