En ocasiones la búsqueda del wifi abierto puede acarrear problemas importantes de seguridad en los dispositivos. Hemos recopilado los cinco riesgos más comunes al conectarse a este tipo de redes de wifi públicas:

  • 1. Robo de datos enviados: los expertos recomiendan no usar conexiones a redes sin contraseña porque “los datos transmitidos pueden ser leídos por cualquiera, tanto el administrador como otros usuarios conectados a la red”. Hay que asegurarse de que el sistema pide una clave y aparece un candado.
  • 2. Robo de datos almacenados: Al formar parte de una red pública en la que existen otros usuarios conectados, nuestro dispositivo es visible para los demás usuarios presentes en la misma.
  • 3. Infección del dispositivo: es importante mantener actualizado el sistema operativo de nuestro “smartphone” con las últimas novedades para evitar cualquier virus.
  • 4. Desactivar la sincronización: muchas tareas del “smartphone” se realizan en segundo plano, como la actualización de noticias y del correo electrónico. Pueden ser vías de entrada de virus.
  • 5. El ‘hacker’ inocente: sentir la tentación de conectarnos a una red ajena abierta o protegida utilizando herramientas de ‘hacking’ de wifi puede ocasionar problemas legales.