COMODORO RIVADAVIA – Una mujer identificada como María Ester Ojeda fue atacada por un perro Rottweiler cuando se dirigía a tomar el colectivo. La mujer tuvo heridas en la cabeza y en su brazo izquierdo y denunció a los dueños del perro, dado que miraron lo ocurrido, pero no la ayudaron. Ojeda se encuentra hospitalizada en una sala del Hospital Regional, como consecuencia de las graves heridas provocadas por el animal. El ataque ocurrió a las 9 del lunes, sobre la calle Ricardo Torá al 3400, en un sector del barrio Cerro Solo, cuando la mujer salía de sus actividades religiosas debido a que es testigo de Jehová. Cuando Ojeda acudió a la parada de colectivos ubicada a pocos metros de la Escuela 739, no vio al perro porque buscaba su tarjeta SUBE. Según contó, primero sintió “el toreo del perro y se me vino (encima). Yo empecé a los gritos y me tiró al piso”, relató. Ya con el perro encima, atinó a colocar su brazo izquierdo para cubrirse el rostro y el rottweiler “me agarró todo el brazo y la cabeza porque estoy mordida”. La mujer pidió auxilio por lo que “uno de mis vecinos salió, miró de lejos y se volvió a meter” y como si fuera poco, “salió la familia que son los dueños de los perros, me miraban y no reaccionaban. Yo les pedía que me ayudaran”, lamentó. Sólo un hombre se acercó a la mujer y “se ve que él me sacó el perro de encima porque me levantó y me agarró de este otro brazo (derecho)”, detalló Ojeda. El hombre acompañó a la mujer a su casa donde la auxilió su marido y una de sus hijas para luego trasladarla al Hospital Regional. Tras el ataque, Ojeda realizó la denuncia en la Seccional Quinta y resta notificar al Juzgado de Paz, debido a que se trató de una contravención y no de un delito. Finalmente, César Ojeda, marido de la mujer indicó que los propietarios del perro solo preguntaron por la salud de la víctima, pero no se acercaron. Además, la mujer indicó que los médicos “me dijeron que tengo muy arruinado abajo del brazo así que debo tener infección porque el perro me agarró todo el brazo en diferentes partes. Salía como si fuera carne picada y con grasa, explicaron los médicos”.