La policía investiga una posible privación ilegal de la libertad. A la víctima, de 23 años, lo raptaron de pleno centro de la ciudad, subiéndolo por la fuerza a una camioneta y llevándolo hasta un descampado de la zona periférica en donde le dieron una feroz paliza. El caso ocurrió antes del mediodía de ayer jueves.
Al muchacho se lo llevaron en una camioneta de avenida Fontana y Julio A. Roca; desde el frente del edificio en el que viviría con su madre y una hermana. Justamente la progenitora fue quien dio conocimiento a la policía de lo sucedido, cuando llegó al mediodía al domicilio y su hija le contó lo ocurrido.
La madre de la víctima apareció en la Comisaría denunciando el caso y según el jefe de la dependencia, la mujer les dio los datos de los autores del rapto, aduciendo que eran familiares. Con esa información salieron a buscar al joven, a quien ubicaron luego que su progenitora lograra comunicarse con él telefónicamente.
“Ahí refirió que dos familiares de él, uno directo, lo habían llevado por la fuerza hasta el barrio INTA en donde lo agredieron físicamente”, precisó por Radio 3 AM 780 el comisario Cecilio Williams, titular de la Seccional Primera de Trelew. “Nosotros estamos tratando de establecer cuáles habrían sido los motivos que originaron esta situación y las agresiones físicas que refiere esta persona”, acotó.
“A simple vista tiene golpes en el rostro y en la parte del torso”, clarificó. “Ya le dimos intervención al médico policial para que lo examine y extienda el informe correspondiente”, dijo.
Los presuntos secuestradores no habrían cometido el hecho utilizando armas de fuego. “En primera instancia lo que refiere la víctima es que lo llevaron a la fuerza hasta un vehículo y que lo trasladaron hasta el barrio que menciona”, dijo Williams. Confirmó que lo llevaron desde su domicilio, desde el lugar en donde vive con su familia. “La madre dice que lo fueron a buscar a donde vive y que de ahí se lo llevaron”, explicó.
Más adelante, el comisario Williams ratificó que a raíz de la denuncia que hizo la víctima y su madre ellos están investigando una eventual privación ilegítima de la libertad. “En base a los dichos de estas personas estamos tratando de establecer la veracidad de los mismos y llevando la investigación en ese sentido”, agregó.