La ‘premier’ ha permitido a la prensa británica fotografiar el momento en el que ha estampado su rúbrica en el documento, en la sede del Gobierno, en el número 10 de Downing Street


La primera ministra británica, Theresa May, ha firmado la carta oficial que remitirá este miércoles a Bruselas para notificar oficialmente que el Reino Unido inicia las negociaciones para salir de la Unión Europea, según una foto difundida este martes por sus servicios.
En esa foto oficial, Theresa May aparece sentada a una mesa, delante de un retrato del ex primer ministro Robert Walpole, mientras firma la carta de activación del artículo 50 del Tratado de Lisboa, que dará inicio al Brexit.

La carta viajará desde el número 10 de Downing Street hasta Bruselas, donde el embajador de Reino Unido ante la Unión Europea (UE), Tim Barrow, se la entregará al presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, sobre las 12:30 de este miércoles.

La primera ministra telefoneó este martes, antes de firmar la carta, a Tusk, al presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, y a la canciller alemana, Angela Merkel. “Coincidieron en que una UE fuerte beneficiaría a todos y en que Reino Unido seguiría siendo un aliado cercano y entregado”, ha indicado Downing Street.

“También coincidieron en la importancia de entrar en las negociaciones con un espíritu constructivo y positivo, y en la necesidad de garantizar un proceso de salida tranquilo y organizado”, ha añadido la misma fuente.

Los servicios de la primera ministra también publicaron pasajes del discurso que tiene previsto pronunciar el miércoles ante los diputados británicos, cuando les anuncie la activación oficial del ‘Brexit’.

“Cuando me siente a la mesa de negociaciones durante estos próximos meses, representaré a todas las personas de Reino Unido -los jóvenes y los viejos, los ricos y los pobres, (…) y también los ciudadanos europeos que convirtieron este país en su casa”, declarará, según Downing Street.

“Todos queremos vivir en una Gran Bretaña realmente mundial que sale y construye relaciones con sus viejos amigos y sus nuevos aliados en todo el mundo”, añade el discurso.

Para intentar unir su país, dividido desde el referéndum del pasado 23 de junio en el que la mayoría votó a favor del Brexit, May quiere concentrarse en el futuro: “Ya no debe definirnos el voto que hicimos durante el referéndum, sino la determinación de convertir ese resultado en un éxito”.

“Somos una gran unión de personas y de naciones con una historia de la que podemos estar orgullosos y un porvenir brillante”, insistirá.

La activación oficial del artículo 50 del Tratado de Lisboa el miércoles abrirá dos años de negociaciones para determinar las condiciones del Brexit.