El Superior Tribunal de Justicia deberá resolver, en sesenta días, si queda firme la condena a Gabriela Dufour y Omar Albornoz por “administración fraudulenta” en preservación de bienes de Alpesca. El daño ocasionado al Estado Provincial superó los 5 millones de dólares.
Ayer, se llevó a cabo la audiencia en Rawson ante los ministros Mario Vivas, Miguel Donnet y Alejandro Panizzi. En un hecho sorprendente, la actual diputada del Frente para la Victoria y ex ministra de Desarrollo Territorial y Sectores Productivos, durante la gobernación de Martín Buzzi, solicitó la palabra y les advirtió a los jueces del Alto Tribunal que como integrante de la Legislatura puede intervenir en la sala donde se definen los pedidos de juicio político.

A 2 años y 6 meses de prisión

Los fiscales Daniel Báez y Alex Williams solicitaron que la condena del juicio, que fue ratificada en segunda instancia por la Cámara Penal, sea revalidada. Por su parte, el defensor particular Fabián Gabalachis pidió que se revoque la misma y se dicte el sobreseimiento ambos ex funcionarios.
La condena a Dufour y Albornoz fue a 2 años y 6 meses de prisión. Ahora, el Superior Tribunal de Justicia, que es la última etapa de apelación a nivel provincial, tendrá 60 días para notificar su resolución.

¿Advertencia o amenaza?

Dufour pidió la palabra antes de comenzar la audiencia, cuando se solicitó tratar las posibles recusaciones a los integrantes del Tribunal, y les dijo a Vivas y Donnet que no había votado sus pliegos como ministros. Luego, les hizo saber que como integrante de la Legislatura puede intervenir en la sala donde se definiría pedido de juicio político a Donnet. El ministro le respondió que no estaba formalmente notificado de que existiera ningún juicio político en su contra. “Yo no estoy notificado de ningún juicio político. Si la imputada hace esta aclaración debería ser formal la recusación”, expresó el ministro. El defensor Gabalachis tomó la palabra y explicó que no iban a presentar formal recusación, con lo cual comenzó la audiencia.

La tormenta perfecta

El temporal de viento y lluvia destruyó los barcos de la ex pesquera Alpesca ocurrió el 7 de abril de 2014. Según la causa judicial, los ex funcionarios fueron informados que la tormenta podría destruir los barcos y les solicitaron combustible y cabos para amarrar los buques, pero nunca obtuvieron respuestas. “No decimos que buscaron que los barcos se hundan, sino que no hicieron ninguna actividad para cuidarlos teniendo los fondos para hacerlo, no cumplieron con el mandato que les imponía el decreto dictador por Buzzi. Nunca invirtieron. La situación se asemejaba a una bomba a punto de explotar. Ello ocurrió en abril de 2014”, indicó el fiscal del caso, Daniel Báez.

Primera instancia

El 8 de marzo de 2016, la jueza penal de Pueto Madryn, Stella Eizmendi condenó a la actual diputada y ex ministra provincial Gabriela Dufour y a los ex funcionarios chubutenses Omar Albornoz y Valentín Laborda, en el juicio sobre la preservación de los bienes de la empresa Alpesca que estaban a su cargo de la intervención estatal de la compañía. En aquella oportunidad, Dufour y Albornoz recibieron 2 años y 6 meses de prisión y Laborda 2 años, todos en suspenso. El cuarto imputado, Santiago Novoa, fue absuelto. Ese fue el fallo en primera instancia que resultó adverso para la ex ministra de Buzzi.
En su alegato, el fiscal había pedido tres años y dos meses de prisión de efectivo cumplimiento para Dufour por no haber tomado las medidas necesarias para evitar la destrucción del principal activo de la ex pesquera.

Apelación a la Cámara

Esa sentencia fue apelada por la defensa de los ex funcionarios, y el jueves 25 de agosto de 2016, la Cámara Penal de Puerto Madryn ratificó el fallo condenatorio. El fallo de los camaristas Flavia Trincheri, Leonardo Pitcovsky y Rafael Lucchelli era de 50 fojas y en la parte resolutiva ratificaron la condena a Gabriela Dufour y Omar Albornoz por administración fraudulenta en la preservación de los bienes de Alpesca. En la misma sentencia la Cámara revocó la sentencia de primera instancia y absolvió a Valentín Laborda en orden al delito de administración fraudulenta.

Apelaron la absolución en la causa del reemplazo de buques

La ex ministra Gabriela Dufour también tenía otra condena, en primera instancia, por el reemplazo de un barco pesquero por otro de mayor capacidad de bodega, y ese fallo apelado por su defensa fue revocado por una Cámara de Apelaciones de Trelew.
El pasado 9 de febrero, la fiscalía de Puerto Madryn apeló ante el Superior Tribunal de Justicia la absolución de la exministro y diputada Gabriela Dufour en una causa por “abuso de autoridad” en el otorgamiento de permisos de pesca. También se apeló la situación de Héctor Rojas, el ex subsecretario de pesca.
El fiscal Daniel Báez presentó lo que técnicamente es un “recurso extraordinario” contra el fallo de la Cámara Penal de Trelew. En esa oportunidad, el tribunal integrado por Florencio Minatta, Alejandro Defranco y Adrian Barrios había revocado la sentencia de primera instancia que había condenado a 12 meses de prisión a Dufour y Rojas por “abuso de autoridad” en el otorgamiento de permisos de pesca al Buque Sofía B. Ahora, Báez recurre al Superior Tribunal para que, según indica en la presentación, “se revoque la sentencia impugnada” y se ratifique la condena de primera instancia.
“Entiendo que los Jueces Adrián Barrios, Florencio Minatta y Alejandro Defranco se equivocan en la solución del caso y permiten la impunidad de funcionarios públicos en el dictado de resoluciones que beneficiaron económicamente a un empresario en particular, en desmedro del resto que cumplen con la ley”, sostuvo Báez en la presentación realizada el mes pasado ante el STJ. Además, el fiscal jefe de Puerto Madryn se refirió a los cambios de calificación entre los tribunales de juicio y las cámaras penales. “Llama la atención la distancia abismal que existe a veces en la resolución de un Juez de Primera Instancia y los Jueces de la Cámara. Este abismo no lo es sólo en la faz técnica. Lo que resulta sorprendente es que difieren incluso en la interpretación de los hechos y por eso, no solo los fiscales sino también los defensores, entendemos que existe una suerte de perinola en los fallos, donde cualquier resultado es posible”.