Los mismos investigadores que concluyeron que el color de las cebras tiene como función evitar la picadura de las moscas, ahora han averiguado que los pandas son blancos y negros para camuflarse y comunicarse.
Es la principal conclusión de un estudio publicado recientemente en la revista Behavioral Ecology, y realizado por investigadores de la Universidad de California (Davis, EE.UU.) y de la Universidad del Estado de California (también Estados Unidos).
“Entender por qué el panda gigante tiene este color es una vieja incógnita que no se ha podido desvelar hasta ahora, porque como ningún otro mamífero tiene esa apariencia, no se habían podido hacer analogías”, ha explicado Tim Caro, primer autor del estudio e investigador en la Universidad de California Davis, en un comunicado.
Para superar este escollo, los investigadores han tratado cada parte del cuerpo del panda como una zona independiente para poder compararla con las mismas partes del cuerpo de otras animales.
De esta forma, pusieron al panda frente a otras 195 especies carnívoras y 39 subespecies de osos, con las que está emparentado. Después, trataron de vincular los colores que tenían con diversas variables ecológicas y de comportamiento. Además, tuvieron en cuenta la “genealogía” de los animales.

Camuflaje para la nieve y bosques húmedos

Gracias a esto, los investigadores concluyeron que la mayor parte del cuerpo del panda, como la cara, el cuello, la barriga y la grupa, están coloreadas de blanco para facilitar que se pueda esconder en la nieve. Sin embargo, los brazos y las piernas son negros porque le ayudan a esconderse en las sombras del bosque, tal como han defendido.
La clave que explica por qué solo los pandas tienen este color es su especial dieta, centrada en el bambú. El bambú es un alimento tan ligero, que estos pandas no consiguen suficiente energía como para hibernar, por lo que se ven obligados a caminar tanto por la nieve como en las sombras del bosque. De ahí la diversidad de su color.
En cuanto a la cabeza, han explicado que las marcas oscuras están relacionadas con la comunicación. Creen que las orejas negras contribuyen a intimidar a posibles agresores y que los parches oscuros en torno a los ojos son como una huella individual implicada en el reconocimiento.
Estos científicos no han encontrado evidencias de que el color de los pandas tenga como función regular la temperatura (porque el blanco hace rebotar más calor que el negro), tal como proponían otros científicos. En su opinión, el color del panda es resultado de una “constelación de funciones que les permite camuflarse en diferentes entornos y comunicarse a través de rasgos faciales”.