En una extensa audiencia que tuvo lugar durante la mañana del viernes en los Tribunales de Puerto Madryn, la fiscalía solicitó que Brian Petrillan, detenido por “intento de femicidio” a su ex pareja, que sufrió cuatro puñaladas, vaya a juicio. El caso ocurrió el año pasado. La defensa se opuso y solicitó el sobreseimiento del acusado, pero la jueza Marcela Pérez resolverá en el término de tres días si la causa se eleva a juicio oral y público.
La víctima es Érica Gallegos, de 25 años, quien resultó gravemente herida de cuatro puñaladas frente a sus hijos, el año pasado, en el barrio San Miguel. Por el ataque se detuvo a su ex pareja, a quien la fiscalía acusa de intento de femicidio y pide que vaya a juicio oral.
Durante la audiencia denominada “preliminar”, donde se decide si el caso va a juicio oral, el fiscal Alex Williams pidió que la causa se eleve a debate y presentó las pruebas y testigos para fundamentar su petición. Por su parte, la defensa pública, a cargo del abogado Custodio Gómez, pidió el sobreseimiento del acusado, argumentando que no existía el agravante porque no había denuncias previas ni constancias médicas anteriores por parte de la víctima.
Sin embargo, la réplica de la Fiscalía fue que no es necesaria una denuncia previa para que la causa encuadre dentro de las previsiones de la violencia de género; consecuentemente, la jueza Pérez tendrá tres días hábiles para resolver las cuestiones planteadas.

Irrumpió en la casa y a la apuñaló

La agresión ocurrió la madrugada del sábado 11 de junio de 2016, en una casa sobre calle Garagarza al 700, donde la joven recibió varias puñaladas, sufriendo una importante lesión en la arteria femoral. Un hijo de la víctima fue testigo y le avisó a su abuela, que vive en una casa en el mismo lote, para pedir ayuda al Hospital. Ante personal interviniente, la joven les dijo que la había apuñalado su ex pareja, quien fue detenido.
El femicidio está previsto en el inciso 11 del artículo 80: “Se impondrá reclusión perpetua o prisión perpetua al que matare a una mujer cuando el hecho sea perpetrado por un hombre y mediare violencia de género”.
El inciso fue incorporado por la Ley 26.791 en diciembre de 2012 y, en este caso, por tratarse de tentativa, la pena prevista es de 10 a 15 años.

“Que no entre por una puerta y salga por la otra”

El hecho provocó una importante manifestación por parte de familiares y amigos de la víctima, cuya madre expresó que “él (por Petrillán) no sólo le arruinó la vida a mi hija, sino que tienen un hijo pequeño en común, que hoy en día llora y pide por su papá y su mamá, pero lo que en realidad deseo es que se pudra en la cárcel y que le den la máxima pena posible, porque estas personas no tienen corazón, y no queremos que entre por una puerta y salga por la otra, y mañana termine cometiendo lo que buscaba, como ocurre en otras provincias”.
Por su parte, durante la audiencia de control de detención, en la que el imputado accedió a responder preguntas de la Fiscalía y declaró ante la jueza, Petrillán dio una insólita versión de los hechos y dio a entender que podrían haberle puesto “una pastilla en la bebida”; en este ámbito, declaró textualmente que “soy de tomar, pero recuerdo, me agarro pedos conscientes, pero acá no recuerdo”.

Tiene 16 años y lo enviaron al reformatorio por robar una moto

Un menor de 17 años de Puerto Madryn, identificado como G. C. S. fue imputado de “robo agravado en grado de tentativa” y enviado al Centro Orientador Socioeducativo (COSE) por intentar robar una moto en la vía pública. El hecho ocurrió el miércoles a las 21.40 en la intersección de las calles 1º de Marzo e Independencia de Puerto Madryn. El joven intentó robarse una moto que estaba estacionada en la vía pública, pero fue observado por su propietario, que estaba comprando en un local comercial. La víctima observó que el imputado se estaba llevando su moto caminando, por lo que salió a reclamarle. En respuesta recibió amenazas: “Te voy a cagar a tiros, algún día nos vamos a encontrar”, le dijo. Personal policial que patrullaba el lugar se hizo presente y detuvo al joven. La causa está a cargo del funcionario Mauricio Baigorria, quien solicitó que el joven, que cuenta con causas en trámite, sea internado en el COSE y valoró que el menor “tenía una restricción por un delito cometido el 16 de febrero en el que se le imputo “robo agravado por escalamiento tentado”. En su momento se le había dictado “una prohibición de salir en horario nocturno, que incumplió y cometió un nuevo hecho. La jueza Patricia Asaro finalmente dispuso la apertura de la investigación y la internación en el COSE del menor.