El Gobierno presentó ayer una nueva propuesta de mejora salarial para el sector docente, que llevará el salario básico testigo bruto a $ 16.415,12 en marzo para la zona norte y a $ 17.997,04 para la zona sur en el mismo mes. Lo que significa que para el mes de julio los valores se incrementarán a $ 16.963,52 y a $ 18.615,04, respectivamente. Sin embargo, el gremio de la ATECh volvió a rechazar la oferta por insuficiente.
En el encuentro, el ministro de Educación, Gustavo Castán, junto con los subsecretarios Carlos Plantey y Walther Iturgay y el subsecretario de Gestión Presupuestaria del Ministerio de Economía, Carlos Damiano, reiteraron que esta tercera mejora que se le ofrece al sector docente se diseñó de manera responsable y realista, atendiendo la factibilidad presupuestaria en base a la realidad económica de la provincia.

Otra paritaria en septiembre

Durante la reunión, que se extendió durante una hora y media, el ministro refirió a los representantes de la Atech, Santiago Goodman, Marcela Capon, Isabel Latorre y Nancy Malerba, que la propuesta ofrecida es la continuidad de la política salarial de recomposición del salario docente que se inició en noviembre último, a través de un acta acuerdo firmada por el propio gremio, en donde se estableció la incorporación de manera paulatina de un adicional remunerativo.
Además, las autoridades de Educación plantearon la posibilidad de convocar a paritaria en septiembre.

Oferta mejorada

La oferta presentada por el Gobierno, no contempla las mejoras que podrían darse en el Fondo Nacional de Incentivo Docente (Fonid), y cuyo pago efectúa el gobierno nacional.
“Esta es la cuarta reunión que mantuvimos y pusimos sobre la mesa una tercera oferta mejorada”, reiteró el ministro tras la reunión.
Además, Castán consideró que la recurrente negativa del gremio a las mejoras ofrecidas en cada reunión “pone blanco sobre negro la realidad: el gremio se sienta a discutir salarios con una mirada ajena a Chubut, con pretensiones que son de imposible cumplimiento y con demandas que no tienen que ver con la realidad de los salarios docentes en Chubut. Negocian con la mirada puesta en Buenos Aires”.