Sin marco de referencia sobre una paritaria nacional, ya que el Gobierno Nacional pretende que cada provincia discuta salarios, más factores propios de cada territorio, conllevó a que en sólo tres provincias inicien las clases en la primera semana de marzo.
Ninguna de las provincias patagónicas ha firmado hasta el momento un acuerdo salarial con los gremios docentes, y las medidas de fuerza han tenido un dispar acatamiento.
En porcentaje (y no a dinero de bolsillo), la mejor oferta salarial fue la presentada hasta ahora en Río Negro.
Nación busca que la suba no sea superior al 18 por ciento, inflación que estiman rondará este año.
Neuquén: hubo cuatro reuniones paritarias con el gremio ATEN, pero no se logró acuerdo. El Ejecutivo, a cargo de Omar Gutiérrez (Movimiento Popular Neuquino), propuso que la suba de sueldos se ajuste al IPC (Indice de Precios al Consumidor) provincial que miden mes a mes. Sin embargo, los datos no se actualizan desde diciembre. ATEN resolvió un paro de 120 horas, es decir, tres días de medidas de fuerza serán el 6,7 y 8, los días restantes la semana entrante.
Río Negro: el mandatario provincial Alberto Weretilneck (Alianza Juntos Somos Río Negro, ex kirchnerista) ofreció un 14% de aumento a UNTER, sindicato rionegrino que pide más de un 20% de incremento.
Chubut: El Gobierno presentó esta semana una nueva propuesta de mejora salarial para el sector docente, que llevará el salario básico testigo bruto a $ 16.463,12 en marzo para la zona norte y a $ 17.997,04 para la zona sur en el mismo mes. Lo que significa que para el mes de julio los valores se incrementarán a $ 16.963,52 y a $ 18.615,04, respectivamente.
Tierra del Fuego: la situación no es la mejor en la provincia más austral. Rosana Bertone todavía no convocó a paritarias a SUTEF (Sindicato Unificado de Trabajadores de la Educación Fueguina). La organización desechó que la Provincia oferte un 18% como pretende Nación y solicitaría 50% de incremento.
Santa Cruz: entre el 13 y 17 de marzo, se relazará la esperada paritaria docente. ADOSAC reclama un mínimo de 20.500 pesos, lo que implica una suba de poco más del 20%. El año pasado durante el primer semestre, reclamaron 16.500 pesos para el docente inicial. En el segundo período del año pidieron 18.500 pesos, aunque la paritaria nunca se realizó. ADOSAC adhiere al paro nacional del 6, 7 y 8 de marzo.