TRELEW – El fallecido tenía 25 años, se llamaba Antonio Fernando Calvo y se encontraba en grave estado en terapia intensiva, desde el pasado 22 de febrero cuando llegó al hospital herido de tres balazos luego de ser sorprendido por el asesino en una calle del barrio Tiro Federal, un sector periférico del noreste de la ciudad. La Policía no tiene detenidos pero no descarta que los haya en las próximas horas. Habría tres testigos claves. El individuo estaba acompañado, en aquel momento en que lo hirieron de muerte, por una chica de 18 años y otros dos muchachos que serían amigos de él y que ahora han sido convocados nuevamente por la Policía en carácter de testigos. Ellos podrían aportarles datos a los investigadores que los llevarían hasta el autor del crimen, se especulaba. A última hora de este sábado, le iban a hacer la autopsia al infortunado Calvo y con esa pericia se iba a conocer el calibre de los proyectiles que tenía alojado en el cuerpo. La Policía resguarda mucho la información del hecho porque dice que va a hacer una serie de procedimientos, que podrían dar con el autor del homicidio.