COMODORO RIVADAVIA – El violento ataque ocurrido el viernes sobre las 20:30 horas involucra a tres menores de edad, de 15 años, que residen en los barrios La Floresta y San Martín; aparentemente, víctima y victimarios se conocían y ya mantenían una enemistad desde hace un tiempo. Los testimonios aportados a la policía de la Seccional Cuarta y a la Brigada de Investigaciones, indican que en ese horario, los jóvenes iniciaron una fuerte discusión sobre las calles Los Alamos, casi Granaderos. Según la investigación judicial, la víctima, de mayor porte físico que sus agresores, habría golpeado a uno de ellos horas antes. En una supuesta venganza, fue interceptado y uno de los atacantes extrajo un cuchillo de grandes dimensiones y le asestó cinco estocadas. “N.C.” recibió dos heridas a la altura del tórax, una tercera en la espalda y las restantes en su brazo derecho como un signo de intento de defensa. El chico quedó malherido sobre la calle, desangrándose. Dos testigos presenciales enseguida alertaron a la policía para brindar las características físicas y de la vestimenta de los dos sospechosos quienes caminaron por Granaderos hacia calle Las Violetas. Allí, una comisión policial de la Seccional Séptima se cruzó de frente con los individuos, quienes tenían sus prendas de vestir con manchas de sangre. A uno de ellos se le secuestró un arma blanca de 28 centímetros de largo que también presentaba manchas de sangre, precisaron fuentes oficiales. Los adolescentes fueron trasladados a la Comisaría Cuarta que se encargó de realizar las actuaciones por la tentativa de homicidio. Mientras tanto, el herido fue cargado a un vehículo particular y trasladado de urgencia a la guardia del Hospital Regional, donde ingresó en estado gravísimo. Durante la intervención quirúrgica, el chico sufrió dos paros cardíacos debido a que las puntadas le afectaron órganos vitales como el bazo. Actualmente, permanece internado con riesgo vital, según informaron fuentes oficiales.