Los gremios nacionales de los docentes convocaron ayer a cuatro días de paro, divididos en dos paros de 48 horas casi pegados entre sí, en un nuevo reclamo por la convocatoria, por parte del Gobierno a una paritaria nacional del sector. En Chubut, la Asociación de Trabajadores de la Educación anticiparon que adhieren a la medida de fuerza.
Según anunció el dirigente de UDA Sergio Romero, los docentes de todo el país pararán el miércoles 15, el jueves 16, el martes 21 y el miércoles 22 de marzo.
Luego de rechazar la última propuesta salarial de Gobierno provincial, el consejo directivo de ATECh resolvió realizar asambleas escolares los días lunes 13 y martes 14.
Se evaluará una huelga por 48 horas en todo el país y por 48 horas, ante la falta de respuestas concretas por parte del Gobierno Nacional, según argumenta el sector docente.

Oferta “insuficiente”

Capón anticipó la medida de fuerza se concretaría “con una marcha federal de la que la ATECh va a participar”. En cuanto a las negociaciones paritarias en Chubut, la referente insistió que la última propuesta salarial fue rechazada por ser considerada “insuficiente”, dado que la pretensión era “la conversión del bono de $1.500 llevarlo parte al básico y en parte sostenerlo. Esto hace que la oferta que dio el Gobierno sea un 6,64% al bolsillo contando lo que se cobra en febrero para un docente que recién se inicia. Es un porcentaje muy bajo”, dijo Capón.

Paritaria nacional

Los sindicatos docentes reclaman que el ministro de Educación de la Nación, Esteban Bullrich, los convoque a una paritaria nacional que, centralmente, debería definir el salario mínimo docente a nivel nacional. El Gobierno de Macri argumenta que ese piso salarial quedó definido con la norma, dictada el año pasado, que establece que el piso de sueldos de los docentes es un 20% superior al salario mínimo vital y móvil.
Los docentes ya pararon el lunes 6 y el martes 7, que debían ser los dos primeros días de clase del año, según estaba establecido, por el mismo reclamo.

Máximo esfuerzo

Por su parte, el subsecretario del Ministerio de Educación, Carlos Plantey, ratificó que el último ofrecimiento “fue el máximo esfuerzo posible porque el monto presupuestario, que es lo que nos pone el techo para cualquier discusión, está agotado”.
Y planteó que “entiendo que el rechazo tiene que ver con una mirada de Atech puesta en el conflicto nacional y no ven la conveniencia de llegar a un acuerdo», interpretó el funcionario. Y concluyó que «si vamos a una negociación tres veces y hay propuestas superadoras, y se rechazan y no hay contrapropuesta, no hay discusión, hay una reunión para mantener el conflicto”.