En el día de hoy, el juez Marcelo Orlando deberá definir si el taxista Dante Donnini va a juicio oral y público por el crimen de la estudiante de abogacía Diana Rojas. La audiencia preliminar, donde las partes presentarán y discutirán las pruebas y la calificación legal, será a las 8 horas en la sala 1 de Tribunales. Luego, Orlando deberá definir si envía el caso a juicio y en ese caso se deberá fijar fecha y tribunal interviniente.

El caso

Diana Verónica Rojas, de 25 años, fue asesinada el pasado 17 de mayo; su cuerpo fue encontrado por dos personas que circulaban en bicicleta por un descampado cercano a la ruta 1. La autopsia determinó que su muerte se produjo por múltiples heridas de arma blanca. Esa mañana, la joven había tomado un taxi para dirigirse al Correo a retirar un depósito. Fue a buscarla el móvil 127, conducido por Dante Donnini.
Según la acusación, el taxista modificó su recorrido e intentó abusar de la joven. “Al no contar con el consentimiento de la víctima es que, con el vehículo estacionado, y fuera del mismo, Dante Donnini comienza a agredirla con la utilización de un arma blanca ante la férrea resistencia de aquella”, sostienen los fiscales.
“La víctima, ante el estado de desesperación, utiliza sus manos para poder defenderse del ataque de su agresor provocando rasguños en la cara y antebrazo de Donnini, quien en un momento dado intentó maniatarla con una cuerda elástica de 90 cm. aproximadamente, efectuándole distintos cortes con el arma en los dedos, antebrazo, cabeza, cuello, hombro y cara”, agrega el escrito de acusación que presentaron los fiscales.
Siempre por el relato de Fiscalía: “La víctima logra zafarse de su agresor y comienza a correr, siendo alcanzada por su agresor, quien la toma desde atrás sobre una gargantilla que ella llevaba puesta y le asesta al menos tres puñaladas”. Producto de las múltiples lesiones de arma blanca recibidas, Diana Rojas falleció por un shock hipovolémico agudo.
Donnini, según la acusación, arrastró el cuerpo y se apoderó del teléfono de la víctima, de su DNI y su billetera. El mismo día, vendió el celular a un compañero de la parada de taxi.

Pruebas

El informe de lesiones elaborado por el médico forense con respecto a Donnini quien presentaba lesiones “compatibles con presión enérgica e impronta ungueal y rasguños humanos”.
Los fiscales también presentaron seis análisis de ADN, realizados por el departamento de genética del Centro Científico Tecnológico Conicet – Cenpat. Específicamente, hay ADN de Donnini en las uñas; en la cartera, chaleco y extensiones utilizadas por la víctima y halladas en el lugar del hecho. También en un trapo rejilla secuestrado en el lugar había líquido seminal de Donnini. Y en una cuerda elástica hallada en el lugar del hecho existe un perfil de ADN compatible con una mezcla de ADN procedente de la víctima y de Donnini. “Por todo lo expuesto es que consideramos que existen elementos suficientes para elevar el presente caso a juicio oral y público”, explicaron.

Penas previstas con prisión perpetua

La acusación es por “homicidio criminis causae, en concurso real con abuso sexual con acceso carnal en grado de tentativa, en concurso ideal con robo, todo ello concursado idealmente con homicidio agravado por ensañamiento”. La pena prevista para este delito es la de prisión perpetua. El abogado querellante acusa por “femicidio”, un delito que también está previsto con una pena de prisión perpetua en caso de ser encontrado culpable.