Desde el año 2012, las elecciones parlamentarias han estado abiertas a un sistema de votación electrónico para los franceses residentes en el extranjero


El Gobierno de Francia ha descartado que los ciudadanos galos en el extranjero participen en las elecciones legislativas de junio mediante un sistema de votación electrónico, ante el riesgo “extremadamente elevado” de que se produzcan ciberataques.

El Ministerio de Exteriores ha confirmado esta revisión en un comunicado en el que ha dicho tener en cuenta las “recomendaciones” planteadas por los expertos de la Agencia Nacional de Seguridad. Francia prefiere “no tomar ningún riesgo” que pueda comprometer el resultado.

Desde el año 2012, las elecciones parlamentarias han estado abiertas a un sistema de votación electrónico para los franceses residentes en el extranjero. El sistema electoral francés contempla un total de once circunscripciones para expatriados para que unos 1,3 millones de electores del extranjero puedan estar representados. Las elecciones presidenciales, que precisamente se celebrarán en abril y mayo de este año, no contemplan la posibilidad del voto electrónico.