Dante Donnini irá a juicio oral, por el asesinato de Diana Rojas ocurrido en mayo del año pasado en Puerto Madryn. Así lo resolvió ayer la Justicia que, además, rechazó el pedido de arresto domiciliario. El taxista está acusado de femicidio y homicidio criminis causae. La pena prevista es de prisión perpetua. El siguiente paso procesal es que la Oficina Judicial deberá fijar fecha de debate y el Tribunal correspondiente.
“Dictar auto de apertura en presente causa para la realización de Juicio Oral y Público, con intervención de Tribunal Colegiado”, notificó el juez Marcelo Orlando, ayer martes.
De esta forma envió a juicio al taxista Dante Donnini, acusado por el crimen de Diana Rojas, la estudiante de 25 años asesinada de seis puñaladas el 17 de Mayo pasado, cuando se defendió de un intento de violación.

Admisión de las pruebas

El juez además declaró la admisibilidad de la prueba ofrecida por las partes y dispuso la continuidad de la prisión preventiva de Donnini “ante la existencia del peligro procesal de Fuga y entorpecimiento de la investigación hasta el dictado de veredicto por parte del tribunal de juicio que deberá intervenir”.
Donnini, detenido pocos días después de ocurrido el crimen de la joven entrerriana de 25 años a unos kilómetros del casco urbano de la ciudad, está acusado de “femicidio” y “homicidio criminis causae”. Ambos delitos están previstos con prisión perpetua.
La causa está a cargo de los fiscales Daniel Báez y Jorge Bugueño, junto al querellante de la familia, Carlos Villada.

Domiciliaria rechazada

Donnini tenía rasguños en sus brazos y cara, además de la presencia de ADN suyo en las uñas, pelo y ropa de la joven asesinada. También había un trapo con semen en una rejilla hallada en el lugar, y una soga que tenía ADN de la víctima y del taxista. Según el médico forense, Diana intentó defenderse de un intento de agresión.
En la audiencia anterior, los abogados Carlos del Mármol y Gustavo Castro no se opusieron a la elevación a juicio. Pero pidieron que su patrocinado espere el juicio en libertad o bajo arresto domiciliario.

Estrategia defensiva

Cabe recordar que Donnini, a cuatro meses de estar detenido, cambió su versión original de los hechos. El único procesado por el asesinato de la estudiante entrerriana Diana Rojas se desdijo de su declaración inicial y relató que dos personas de los que no recuerda muchas características se llevaron a la chica del taxi. Dante Donnini sostuvo que los rasguños en su cuerpo y su ADN en las uñas de la víctima es porque intentó “defenderla”. Después dijo tener un testigo, ya que aquel fatídico 17 de mayo pasaba, casualmente, por el lugar “un canoso en bicicleta”, a quien identificó como Gustavo Castro, su abogado defensor.

Pruebas cinetíficas

Las muestras de ADN tomadas en el cuerpo de la estudiante de Derecho Diana Rojas, asesinada el 17 de mayo pasado en Puerto Madryn, son del taxista Dante Donnini, confirmaron los peritos convocados por la Fiscalía de Puerto Madryn.
Además, en las uñas, hallaron ADN de Donnini en las extensiones de pelo, en el saco y en la cartera de la joven entrerriana que estudiaba en Madryn. El informe de autopsia indicó que la víctima padeció múltiples lesiones de arma blanca que le provocaron la muerte.
Además, toma en cuenta que “se han constatado lesiones en el señor Donnini a través del médico forense, que establece que las lesiones halladas son compatibles con mecanismos de defensa y hace referencia a la existencia de rasguños humanos”.
Con todo, y luego de lo resuelto ayer por el juez Marcelo Orlando, el siguiente paso procesal es que la Oficina Judicial deberá fijar fecha de debate y el Tribunal correspondiente; se estima que el juicio se llevaría a cabo en el segundo semestre de este año.