El intendente Adrián Maderna anunció que el Municipio adquirirá, vía licitación, una adoquinera para avanzar con cuadras de intertrabado en distintos sectores de la ciudad.
La máquina, de fabricación nacional, produce 7.500 bloques por día, y para conocer detalles de la misma, Marcelo Montserrat, secretario de Planificación, Obras y Servicios Públicos, ya mantuvo conversaciones con profesionales de otras provincias sobre la misma.

Como en Trevelin

El proyecto de fabricar localmente los adoquines tiene el objetivo de ahorrar costos y materia prima, y con ello avanzar en planes que signifiquen mejorar las condiciones de las arterias generando un ordenamiento en el tránsito y la modernización del espacio físico.
“Vamos adquirir el equipamiento para generar intertrabado en la zona. Lo haremos a través de una licitación. Será algo similar a lo que sucede en Trevelin”, anunció el Intendente, luego de participar de la apertura de sobres para la renovación del sistema cloacal.
El proyecto estaba archivado en la Agencia de Desarrollo Productivo y Social, y fue reflotado por el responsable de Obras y Servicios Públicos.
Los cambios introducidos al expediente surgieron tras la experiencia del viaje de Montserrat al pueblo del Molino. El funcionario evaluó el proceso de fábrica, el estudio de costos, y el origen de los bloques, desde la búsqueda de los elementos para su armado hasta el producto final.

También en Córdoba

Por otro lado, el titular de Obras y Servicios Públicos también viajó a Córdoba a conversar con técnicos que conocen el funcionamiento de la adoquinera. Supo que la máquina es de fabricación nacional, lo que significa una ventaja al momento de mantener su operatividad porque los insumos no son importados. Y que con ella, la Municipalidad debería incorporar maquinaria complementaria para cerrar el circuito funcional del proceso.
Resta definir el espacio físico donde, de concretarse la licitación, funcionaría la adoquinera.