TRELEW – Se trata de un agente que prestaría servicio en Rawson y que quedó preso este sábado a la noche a disposición de la fiscalía, al cabo de un allanamiento que le hicieron durante dos horas en el maxikiosco en donde por la mañana habría abusado de una joven que terminó denunciándolo. Aparentemente, la chica había acudido a ese lugar interesada en un aviso con el que el imputado solicitaba jovencitas para trabajar en el negocio. Con otra mujer, hace unos días, habría intentado hacer lo mismo y en Camarones tendría abierta una causa penal inculpado de un delito similar. El detenido tiene cerca de 30 años y por el momento está alojado en dependencias de la Comisaría Segunda. Este lunes sería sometido a una audiencia de control en los tribunales de la ciudad, en la que desde la acusación pública pedirían que el juez convierta su detención en prisión preventiva, por lo menos por seis meses. La chica de la que habría abusado tiene entre 20 y 25 años y la policía la encontró llorando cerca del maxikiosco, en donde su atacante presuntamente tras violarla la habría encerrado en el baño. El negocio está ubicado en la avenida Colombia casi Rivadavia, enfrente de una escuela y a una cuadra y media de la Seccional Segunda. Tras el allanamiento que le hicieron, las autoridades se llevaron incautado del lugar un colchón de dos plazas y otros elementos que comprometerían al policía. La diligencia fue encabezada por personal de la Comisaría de la Mujer a cargo de la subcomisaria Laura Mirantes, quien declinó hacer declaraciones periodísticas y solo confirmó que, al frente de la investigación del caso, se encontraba por el momento el fiscal Fabián Moyano.