Los jueces de garantías Mirta Moreno y Laura Servent confirmaron el arresto domiciliario para tres jóvenes de Trelew que semanas atrás habrían apuñalado a otro para robarle elementos de escaso valor, para luego fugar en un automóvil hasta ser detenidos por la policía en el ingreso a la ciudad de Rawson.
En principio el juez César Zaratiegui había resuelto la prisión preventiva, pero luego la jueza Ivana González en una revisión de esta medida pedida por la defensa pública, decidió el arresto domiciliario. Esta segunda decisión fue cuestionada por el Ministerio Público Fiscal siguiendo instrucciones generales de la Procuración General. Pero fundamentando en especial la falta de nuevos argumentos por parte del Fiscal General a cargo de la investigación, los jueces Mirta Moreno y Laura Servent dispusieron la continuidad del arresto domiciliario de los imputados hasta la audiencia preliminar.
“La instrucción del procurador Jorge Miquelarena es general, pero igualmente los fiscales deben argumentar sus pedidos con nuevas pruebas. Solo se hizo alusión a esa instrucción de la Procuración, pero cada fiscal debe evaluar la investigación con nuevos fundamentos. Comprendemos que el Ministerio Público Fiscal debe actuar orgánicamente y el Procurador fija el norte de ese Ministerio, pero está en manos de cada fiscal fundamentar en las audiencias sus decisiones y solicitudes”, coincidieron los jueces de garantías Moreno y Servent.
Ambas juezas tuvieron en cuenta también que los imputados no tienen antecedentes delictivos, se manifestaron arrepentidos y pidieron perdón a la víctima a los familiares de éstos e incluso a sus propios familiares. Además, consideraron que no están en condiciones de entorpecer la investigación ya que solo restan resultados de ADN y que las lesiones que sufrió la víctima resultaron ser de carácter leves.

Robo agravado

El hecho sigue calificado por el Ministerio Público Fiscal como hecho como “robo doblemente agravado en poblado y en banda con el uso de un arma blanca” que prevé penas que no son inferiores a los 5 años de prisión, por lo que son de efectivo cumplimiento. Según la acusación, el doble ataque se produjo minutos después de las 7 de la mañana del pasado día 8 de febrero en Playa Unión. Primero fue en la zona del anfiteatro donde las tres víctimas se hallaban tocando la guitarra. Mediante amenazas, Mardonez, Mansilla y LLancafil le quitaron a las víctimas una guitarra. Minutos después cuando éstos se hallaban esperando un colectivo, arribaron nuevamente los tres imputados en un vehículo Ford Escort y tras asestarle tres puntazos con un cuchillo de 15 centímetro de hoja y empuñadura de manera, les robaron una mochila, zapatillas, un teléfono celular y una pomada. Inmediatamente se dieron a la fuga hasta ser interceptados por la Policía en la rotonda de 25 de Mayo y la doble trocha. Mientras esto ocurría Karin Rafael, el joven apuñalado era asistido de los cortes que sufrió en sus piernas.
Para el defensor Omar López, los hechos no habrían ocurrido de esta manera, destacando que habría existido una riña previa entre los agredidos y los agresores.