La tibia recuperación del empleo en los últimos meses -salvo que se mire con una gran lupa el dato mensual desestacionalizado- no impulsa aún las expectativas de las empresas privadas a la hora de tomar la decisión de contratar nuevo personal.

“Cautela” es la palabra más pronunciada entre las compañías, según un relevamiento de la consultora internacional Manpower, que indicó que casi siete de cada diez firmas privadas consultadas no pronostican cambios en su plantilla para el segundo trimestre de este año. Estas expectativas están prácticamente planchadas desde 2013, si se observa una serie más larga.
De acuerdo con Manpower, un 74% de los consultados no prevé contratar ni despedir personal entre abril y junio. En tanto, un 13% aumentará su dotación, mientras que un 7% la reducirá y un 6% contestó no saber. En ese sentido, la expectativa neta es de +4% si se la ajusta por estacionalidad. Estos datos muestran un empeoramiento respecto del primer trimestre de este año, pero se mantienen prácticamente sin cambios con relación al mismo período de 2016.

En el Gobierno, no obstante, son un poco más optimistas pese a que los números no difieren mucho. Según el módulo especial de la Encuesta de Indicadores Laborales (EIL) del Ministerio de Trabajo, sobre una base de 3000 empresas privadas, un 71,7% de las compañías no prevé cambios en su dotación de personal en el primer trimestre. Ese número bajaría para el segundo a 64,6%.

Sin embargo, la expectativa neta de contratación -diferencia entre quienes tomarán personal y quienes no- para el primer semestre es más positiva para el Gobierno que para Manpower. Según la EIL, llega a +14,3%. Esto surge de la siguiente ecuación: el 21,3% de los consultados afirma que contratará más personal en ese período, mientras que el 7% dice que disminuirá su plantilla. Por otro lado, en el segundo semestre, la expectativa neta de contratación, siempre según la EIL, se eleva hasta +20,9% (un 28,2% incrementará su personal y un 7,3% lo reducirá).

“Todo se ve sin grandes cambios. No hay un rebote. Hay una gran cantidad de empresas que no están listas para hacer una apuesta”, afirmó a LA NACION Alfredo Fagalde, presidente de Manpower Argentina.

“Hay perspectivas positivas, pero cuando llega el momento de contratar, las empresas todavía están postergando la decisión”, explicó el ejecutivo, y completó: “Hay inversiones, pero las inversiones no generan empleo inmediatamente. Las empresas están con mucha cautela y todavía muy indecisas.”

De acuerdo con los datos de la consultora, los sectores que más traccionarán son el de finanzas, seguros y bienes raíces (+10%) y el de manufacturas (+10%). Este último dato llamó la atención, dado el mal momento que vivió la industria en 2016. Fagalde explicó que, pese a las últimas suspensiones en algunas terminales, la producción automotriz sumará personal en los próximos meses. Incluso el trabajo de Manpower, que es regional, muestra aún resultados negativos para el empleo en Brasil (-4%). No obstante, se observa una desaceleración de la caída de algunos puntos. El ejecutivo agregó que algunas empresas comenzarán retomando trabajo eventual, que luego se efectivizará. Tanto General Motors como Volkswagen, entre las que fabrican en el país, ratificaron la suspensiones en las últimas semanas. Según la consultora, también otros sectores, como administración pública y educación (+7%) y agricultura y pesca (+6%) tirarán positivamente en el próximo trimestre.

Para la EIL, en cambio, los servicios, la construcción y el comercio son los rubros que impulsarán el mercado laboral este año. La encuesta oficial no releva el sector del campo. Fagalde afirmó que el impacto de la construcción puede tardar un poco en verse por la demora en las licitaciones y adjudicaciones de la obra pública. Manpower no ve grandes movimientos en el sector de servicios, asociados a la mejora de la economía en general.

“El asalariado privado registrado viene creciendo desde agosto del año pasado a ritmo inercial, 0,2% mensual. Si la economía crece 3%, se debería ver un crecimiento del empleo de 1,5% anual, que sería mayor que el ritmo que trae”, afirmó Jorge Colina, economista de Idesa.

“Ahora para generar empleos masivamente hay que revisar cargas sociales y facilitar la legislación laboral para contratar”, concluyó el especialista en el mercado laboral.

Qué se espera en el mercado

Estancamiento

Las expectativas de contratación siguen en terreno positivo, pero la mayoría de las empresas no hará cambios en los próximos tres meses.

Visión oficial

En el Gobierno coinciden con la visión privada, pero sus números son más optimistas, sobre todo las expectativas para el segundo semestre del año.

Por sectores

La encuesta de Manpower indica que, para el próximo trimestre, los bancos y el sector automotor serán los mejor posicionados en contrataciones.

Máxima cautela

Las expectativas están estancadas desde 2013, y como desde entonces, en el sector privado reina la cautela de las empresas privadas para crear empleo.

La Nacion