El cargamento fue encontrado en una camioneta que estaba enterrada en el barro y abandonada por sus ocupantes, en una ruta de la ciudad salteña de Rosario de la Frontera, según informó Gendarmería Nacional Argentina. El procedimiento tuvo lugar en cercanías de la localidad de El Naranjo, a unos 170 kilómetros al sur de la capital de Salta, cuando un grupo de efectivos del Escuadrón 45 de la GNA encontraron una camioneta Volkswagen Saveiro de color gris empantanada en el barro, en un camino secundario. Al acercarse para ofrecer ayuda, los efectivos notaron que el vehículo estaba sin ocupantes y, como se encontraban investigando un posible tráfico de drogas en la zona, buscaron testigos en las fincas cercanas para inspeccionar en profundidad el rodado. En la caja, las puertas y el capó los gendarmes encontraron unos 117 paquetes tipo “ladrillos” envueltos en cinta blanca, para luego determinar que se trataba de 120,217 kilos de cocaína. El Juzgado Federal 1 de Salta, a cargo de Julio Bavio, quien ordenó incautar la droga y secuestrar la camioneta y documentos que serán de importancia para la investigación que permita dar con los responsables.