La Justicia en la mira

La escalada contra algunos jueces continúa desde el oficialismo nacional. A finales del año pasado el gobierno filtró un proyecto para limitar las funciones de jueces que tuvieran más de 75 años, remitiendo la idea a la cúpula de la Suprema Corte de Justicia. Los nombres que se sindicaron en aquel momento fueron Servini y Leopoldo Schiffrin. La jueza electoral está en la galería de los adversarios de Ricardo Lorenzetti, porque el hijo de la magistrada, Juan, había señalado al presidente del tribunal por el manejo de los fondos bajo su control. Schiffrin estaba en la mira de algunos funcionarios del gobierno, porque fue el juez que admitió los argumentos del PJ de Buenos Aires contra el aumento de las tarifas, al resolver un amparo firmado, entre otros, por el apoderado partidario Jorge Landau. Ese fallo llevó al gobierno a la Corte

Luis Juez y el futuro posible

Dicen que repite desde hace una semana que quiere estar en las listas. Pero en Cambiemos no lo consideran para esa función. Su único activo político, haber sido el líder del anti delasotismo en Córdoba, lo perdió en su provincia en manos de Cambiemos. Pero como algo habría que darle, afirman que puede terminar en un puesto del gabinete, tal vez integrando los borradores de rearmado del súper ministerio del Interior que maneja Rogelio Frigerio. Dicen que en el gobierno valoran algo que otros critican: su torrencial locuacidad y su capacidad para hablar de todo en cualquier momento. “Un activo en un gobierno con vocación por las sombras chinescas”, afirmó un leedor de coyunturas.

“Artero no es vulnerable”

La intendente de Rawson había interpuesto a través de dos abogados una denuncia acusando al diputado dasnevista Rody Ingram de ejercer “violencia de género” por un hecho ocurrido en un acto público de Playa Unión, en el que ambos fueron fotografiados. La jefa comunal había reconocido públicamente que no existió violencia física, aunque sí un leve samarreo y tono de voz desmedido del diputado. La denuncia recaló en el juez de familia de Rawson Martín Alesi quien en dos días la desestimó. Alesi, en diálogo con Radio Chubut, recordó que la figura de violencia de género es esgrimida por las mujeres que han sido maltratadas en condiciones de vulnerabilidad tal como lo establece la ley nacional 26.485 vigente desde 2010. Y que en este caso su señoría interpretó que la Intendente de Rawson no sería vulnerable frente a Ingram. Después de todo solo la cagó a gritos en un acto público, faltándole el respeto no solo a la mujer sino a la investidura. Y en todo caso le acomodó la solapa…Cosas que hacen los machos.