En la ciudad de Trelew, en la audiencia de control de detención y apertura de investigación para los cuatro detenidos por delitos en la comercialización de automóviles, los defensores recusaron al juez César Zaratiegui, pidiendo que se aparte del caso, porque aseguraron que el mismo participó en un proceso que culminó con un juicio a tres de los cuatro imputados.
Los abogados Javier Romero y Federico Massoni, representantes legales de Roberto Nicolás, Patricia Sendín y Guillermo Nicolás, como Oscar Romero, defendiendo a Emiliano Nicolás, pusieron en duda la condición de imparcialidad del Magistrado, trayendo a colación su participación como fiscal acusador en la causa y el juicio oral llevado adelante entre mayo y junio de 2012, cuando Roberto Nicolás, Patricia Sendín y Emiliano Nicolás afrontaron un debate por estafas en la compra y venta de automotores.
Sin embargo, el fiscal general Marcos Nápoli, quien estuvo junto a la fiscal general María Tolomei y el funcionario de fiscalía Enrique Kaltenmaier, hizo ver que se trataban de hechos totalmente diferentes, remarcando en su trabajo profesional el Juez ha resultado intachable y cuando era fiscal debía primar su objetividad, haciendo valer hoy su ecuanimidad. Destacó que si el propio magistrado hubiera observado alguna posibilidad de no cumplir con sus objetivos como tal, el mismo se habría inhibido, sosteniendo su actuación como Juez.

Zaratiegui rechazó apartarse del caso

Luego de una hora de cuarto intermedio, el propio César Zaratiegui informó que rechazaba lo solicitado por las defensas, al acordar con los argumentos del Ministerio Público Fiscal y abundar con antecedentes y ejemplos al respecto: “No tengo ninguna convicción íntima sobre el hecho, eso corre por cuenta de los dichos de la Defensa, debo actuar de acuerdo a la sana crítica y según las pruebas que se vayan presentando”, manifestó.
También afirmó que para nada estaba afectada la imparcialidad y rechazó la pretensión defensiva, por lo que, teniendo en cuenta lo que manda el código procesal penal, debía llamarse a dos jueces para revisar su decisión y decidir finalmente respecto a la recusación.
Una vez decidida esta situación, se podrá lugar a la audiencia respectiva donde el Ministerio Público Fiscal imputará por asociación ilícita, estafa, adulteración de documento privado, coacción y coacción agravada por el uso de armas y tenencia ilegítima de arma de uso civil a Roberto Nicolás, Patricia Sendín, Guillermo Nicolás y Emiliano Nicolás.
Cabe destacar que la sala de audiencias de la cámara penal, ubicada en el sexto piso de tribunales se hallaba colmada, a partir de la presencia de muchas personas que se sienten víctimas de los procederes llevados adelante por los imputados en diferentes hechos, mientras que en las últimas horas, a partir del impulso dado a esta investigación, se acercaron mas afectados a presentar sus casos.