En el marco del homicidio del vecino madrynense René García, de 38 años, quien fue salvajemente golpeado por un menor de edad, la jueza Marcela Pérez dispuso que el joven quede detenido hasta la audiencia previa al juicio, pero la defensa pública impugnó y pide su liberación.
De este modo, los jueces César Zarategui y Mirtha Moreno analizaron la impugnación presentada por la defensora pública Angélica Leyba, quien solicitaba que el menor “L.E.A.”, acusado por el crimen, recupere su libertad, y confirmaron su prisión preventiva.
La causa la lleva adelante el fiscal Jorge Bugueño junto a la funcionaria Ivana Berazategui, quienes acusan al menor, de 16 años, por el homicidio ocurrido el pasado 20 de noviembre.
Días atrás, la jueza Marcela Pérez dispuso la prisión preventiva del menor hasta la audiencia preliminar al juicio, pero la defensa pública, en manos de la abogada Leyba, impugnó la medida, pidiendo la libertad del joven, lo cual fue ayer rechazado.

Una agresión sin motivo aparente

René García era un conocido vecino de la ciudad. Tenía epilepsia y trabajaba desde hace varios años en los supermercados. Fue asesinado de los golpes que recibió cuando estaba afuera de un comercio sobre la calle Estanislao Campo y Carmelo Pérez, en la zona oeste de Madryn. Según la causa, el menor L.E.A., sin motivo y con la utilización de una botella, comenzó a golpear al damnificado, provocándole lesiones cortantes y sangrantes. Cuando cayó al piso, le empezó a patear la cabeza.
Personal policial se hizo presente en el lugar y trasladó a la víctima al Hospital, donde falleció a los pocos minutos de haber arribado al nosocomio. Según la autopsia, la muerte fue por “lesiones parequimatosas cerebrales y hemorragia, traumatismo de cráneo, además de lesiones en tejidos blandos, que le motivaron la pérdida de conciencia de rápida instalación y una sobrevida de media hora desde la agresión”.
Por otro lado, una de las cámaras de seguridad, a pocos metros del lugar de hecho, fue fundamental para esclarecer el caso. Además, entre las pruebas, un examen de ADN sobre las zapatillas del menor logró establecer el perfil genético de la víctima.

El relato de una testigo

Una testigo afirmó que vio los hechos desde la ventana. “La persona que estaba sentada era un varón de treinta y pico de años, gordito y tenía puesta una campera de color azul y una gorra que no me acuerdo de qué color era. Como quería ver más abrí la puerta y ahí veo cuando el chico le pega un botellazo en la zona de la cabeza al que estaba sentado. Este cae al piso y el chico le empieza a patear la cabeza”. “Yo pude ver que era un chico joven 17 y 20 años más o menos. La botella que uso era de vidrio, escuche cuando se reventó la botella”, dijo la mujer en su declaración.

Se reaviva el debate sobre la baja de la edad de imputabilidad

El reciente fallecimiento de Gustavo “Rocko” López, a manos de un delincuente de 16 años que robó una camioneta y lo atropelló mientras se dirigía a su trabajo, se suma al hecho por el cual resultó víctima René García, quien también fue asesinado por un menor de la misma edad.
En este contexto, varias han sido las voces que se alzaron a favor y en contra de bajar la edad de imputabilidad a los 14 años, propuesta impulsada por el Gobierno Nacional y que, en la provincia del Chubut, continúa siendo motivo de discusión en materia jurídica.
En el ámbito legislativo de Puerto Madryn, recientemente y en declaraciones a un medio gráfico local, fue el concejal Christian Dames (Chubut Somos Todos) quien opinó al respecto y planteó que bajar la edad de imputabilidad “no me parece que sea la solución”, agregando que “creo que la problemática delictiva y de inseguridad en nuestro país se tiene que encarar de otra manera, atendiendo cuestiones sociales, educativas, cuestiones de contención hacia esos menores que están dando vueltas por la vida sin saber qué hacer”.
En este sentido, el edil entendió que “los chicos son un fiel reflejo de los adultos” y remarcó que “un chico no nace ladrón, pero crece en un contexto que le facilita el acceso a poder delinquir”.