En un encuentro “confidencial”, jueces y secretarios electorales de todo el país llevaron sus preocupaciones al Consejo de la Magistratura por la seguridad informática de cara a los comicios, y en ese marco reclamaron que se le otorgue a la Justicia el manejo de los fondos.
La reunión fue a puertas cerradas y se pidió “estricta reserva” debido a “la sensibilidad del tema”. Especialmente la mira de los funcionarios judiciales se posó sobre los pedidos de incrementar las medidas que garanticen la seguridad de los comicios en materia informática. Se aclaró, sin embargo, que no hay riesgo de falta de transparencia en la elección.
Dicen que los especialistas que participaron de la cita ratificaron que el sistema actual, parches y actualizaciones mediantes, son suficientes para garantizar la seguridad de la elección de este año, pero que en virtud de los avances tecnológicos es necesario avanzar en una “reingeniería” que llegaría recién para 2019.

La preocupación de la Cámara Nacional Electoral y de los jueces es la posibilidad de que ocurran ataques informáticos afecten el desempeño de los sistemas web que funcionan para el ciudadano, entre los que están las consultas del padrón, resultados del escrutinio, y consultas de infractores, entre otros. De todos modos, insisten con que “La transparencia no corre peligro, ahí estamos blindados”.
El comunicado emitido tras el cónclave señaló que el presidente de la Cámara Nacional Electoral, Santiago Corcuera, solicitó al Consejo “fortalecer los procedimientos administrativos para ejecutar los fondos destinados a modernizar la tecnología electoral”.

A que le temen

“Concretamente, son tres las áreas que preocupan a la Justicia Electoral: 1) la modernización de los registros electorales (con los que se hacen los padrones), que depende de la firma de un convenio a cargo del Consejo; 2) la seguridad de sus páginas de internet; y 3) la implementación de un sistema de biometría para verificar la identidad de los votantes”, resume el comunicado difundido tras la reunión.
Fuentes de la Justicia electoral confiaron a este medio que sobre estos puntos el Consejo respondió que se comprometerá a “avanzar con la modernización de los registros electorales” y a “acelerar los procedimientos administrativos” para implementar los controles biométricos de las personas que voten en zonas de frontera. Asimismo, la Magistratura se haría “responsable” de garantizar la seguridad de los comicios.

Lo que viene

Cabe recordar que la idea en la CNE es que se realice una prueba en 1.000 centros de votación en las provincias del norte del país. Se trata de un control a través de la huella dactilar de quienes ingresen a votar certificando que coincida con su DNI. En caso de irregularidades no se le impedirá emitir su sufragio pero se iniciará un expediente para investigar el caso.
Este proyecto ya fue respaldado por el Poder Ejecutivo que ante el pedido de la justicia giró $ 67 millones al Consejo de la Magistratura para que avance con la iniciativa. Sin embargo, el organismo no progresó con las contrataciones y esto encendió la preocupación de las autoridades electorales.
Durante las tres horas que los magistrados estuvieron en el segundo piso de Libertad 731, sede del Consejo de la Magistratura, plantearon que la necesidad en “tecnología y seguridad (…) en muchos aspectos no es acompañada por un régimen administrativo o presupuestario diferente del resto de los tribunales de Justicia”.
En ese sentido remarcaron que “para organizar las elecciones, la Justicia Electoral depende de la colaboración del Poder Ejecutivo Nacional, que para cada elección -a través del Ministerio del Interior- suscribe convenios en los que se establecen los recursos a destinar a ese fuero”. “Esto es una cuestión sobre la que reiteradas veces se plantearon fundadas objeciones, por la falta de independencia que implica”, añadieron.
Vale recordar que la Cámara emitió un comunicado en el que alertó sobre “algunas debilidades estructurales de la infraestructura tecnológica con que cuenta el fuero, tanto en lo que respecta a los programas como al equipamiento tecnológico disponible en las Secretarías Electorales”.

Alertas por escrito

Si bien se esperaba la presencia de la jueza federal María Servini de Cubría, quien advirtió sobre la “falta de seguridad informática en los padrones”, la magistrada se ausentó y presentó una nota a través de un representante, en la que expresó que “ya había realizado las observaciones pertinentes”.
De esta manera, Servini se refirió a que, en jurisdicción bonaerense, cuando reemplazó a Manuel Blanco (fallecido en setiembre de 2014) “había 7.000.000 de novedades sin incluir en el padrón” de esa provincia.
Hace casi un año atrás, Servini de Cubría marcó ante el Consejo de la Magistratura problemas y fallas de seguridad que a su criterio ponían en riesgo el control por parte de todos los jueces sobre el registro de electores en cada provincia.
La jueza sostuvo que, en materia electoral, “el padrón es como La Biblia, tiene que estar perfecto”, pero “luchamos contra los molinos de viento”, lamentó.

Monitoreo fino

Uno de los encargados de abrir el encuentro fue Agustín Cinto, el flamante administrador general del Consejo de la Magistratura. Cinto, quien está a cargo del manejo de más de $ 27.000 millones del presupuesto del Poder Judicial, es blanco de las críticas de la oposición, quienes advirtieron por la “falta de experiencia” del joven funcionario, de 28 años. Del cónclave participaron además unos 30 asistentes entre jueces y secretarios, a los que se suman los miembros del Consejo y especialistas encargados de los sistemas informáticos electorales.
“Queremos tener la seguridad de que el proceso electoral sea lo más transparente posible, y sin fallas”, dijo uno de los consejeros durante el encuentro.

Obsesionado con el sistema

Entre tanto, en la misma conferencia de prensa en la que el jefe de Gabinete, Marcos Peña anunció que el Gobierno le pidió a la Auditoría General de la Nación (AGN) que revise el acuerdo entre el Estado y Correo Argentino; admitió que “los tiempos no dan” para implementar el voto electrónico de cara a las próximas elecciones legislativas y afirmó que emplear boleta de papel en este contexto es “una verguenza nacional”.
Mientras el presidente Mauricio Macri participaba del Foro de Intendentes de Cambiemos, Peña brindó una conferencia de prensa y en la misma hizo alusión a lo que ocurre en Brasil: “140 millones de brasileros votan en voto electrónico y en dos horas se sabe el 100% del resultado, con urnas que van desde San Pablo o Río de Janeiro hasta el Amazonas”.
A continuación, lanzó: “es una vergüenza nacional que en la Argentina se siga votando con la boleta de papel, que la Argentina no pueda superar esta instancia”, aunque admitió que “los tiempos no dan” para implementarlo.
En ese marco, Peña consideró que la demora en la actualización del sistema de votación, “es negativo para la democracia y seguiremos dando esa discusión, en la cual la gran mayoría de los partidos políticos ha acordado y la gran mayoría de los diputados nacionales ha acordado”.
Por último, el Jefe de Gabinete señaló que “creemos que la gran mayoría de los senadores acompaña, la gran mayoría de los gobernadores acompaña, la sociedad civil acompaña, el poder judicial acompaña”, y agregó: “lo que hace falta es que se discuta”. Habrá que ver…

Fuentes: AF, NA, LPO.