Por Juana de Arco

Que lo más importante del fin de febrero en Chubut sea dos fenómenos sutiles y figurados, uno que ocurrirá en el cielo, donde la luna tapará el sol; y el otro, la puesta en valor de un bicho que vivió hace más de 200 millones de años, demuestran claramente que el eje de los acontencimientos públicos provincianos está orbitando descontroladamente hacia un reacomodamiento de realidades sorprendente.
Poner a los gobernados a mirar largamente para arriba, o ponerlos a mirar largamente para abajo, se podría inferir como indicador de búsqueda de deshorizontalidad. Eso no es malo, superar la llanura del día a día y afinar la imaginación de los otros espacios posibles que pueden generar satisfacciones astronómicas o paleontológicas, son alternativas también de poder.
Mientras Camarones se convirtió en la cima de América del Sur desde donde intentar probarse el `anillo de fuego´ que dejará el hullabaloos del domingo, las señales de los cielos fueron atemperando las discordias entre el sur y el valle, y permitieron un aniversario de Comodoro Rivadavia con Das Neves y Linares vestidos a tono con corbata roja antigualicho, y con tono de caballeros anglosajones que decidieron –por un día- la tregua electoral impensada, cambiando Corona por rapé y cediéndose el paso y la palabra en el Chalet Huergo en excesos de etiqueta que atrás dejaron el duelo y espadeo que venía precediendo la jornada. No lo logró sin embargo el pre-eclipse, sino presuntamente los 117 millones de pesos comprometidos por la Provincia para la Capital del Petróleo.

Admirando el claro oscuro

La eclosión energética sin embargo siguió si por los circuitos paralelos por donde fluye el poder: el Legislativo y el Judicial.
En el fenómeno que se dará este domingo hay señales inequívocas, porque como dicen los sabios “arriba es como abajo y viceversa”. Precisamente la oscuridad es una anomalía en el ciclo normal del día y la noche en el que un período que debería haber estado iluminado, pasará a la oscuridad, aunque sea circunstancialmente. Dicen que de hecho, el efecto espiritual perjudicial del fenómeno de la noche es equivalente a solamente el 2% de un eclipse. Esto ocurriría por la habilidad de las energías negativas de utilizar la oscuridad y el aumento de raja-tama resultante para dañar.
No es de extrañarse entonces tanto nivel de conspiración. Tanto, que uno de los adalides de las operaciones políticas más intricadas, decidió renunciar a su bloque, espantado por los `deseos oscuros´. El diputado Alfredo `Peludo´ Di Filippo se convirtió así este mes en el `chamán del establisment´, alguien que transita los dos mundos y espete visiones políticas pasadas, presentes y futuras con magistral relato mágico. Recuperado de las garras de la `jaula de locas´, el fractal de Das Neves y de Lula, pasó a engrosar el pelotón de la casa de las leyes que ocupan los librepensadores apartidarios, también conocidos como `ventanilleros´, (supuestamente por el afección a disfrutar de las aberturas en los momentos de mayor tensión en recinto, dicen).

No ser tapado

Siguiendo con el observatorio, afirman los miradores de firmamentos, que el Sol es mucho más importante para la vida en la Tierra que la Luna. Al obstruirlo ya sea a nivel sutil o físico, el entorno en la Tierra se vuelve más vulnerable al nivel sutil intangible y por lo tanto es más propicio para la presencia de malas energías. Nada tan malo se compara en términos de poder que con ser `eclipsado´.
En esa lucha de sacarse de encima los mantos que ensombrecen la gestión, es que Das Neves embistió contra el Judicial, recibiendo en respuesta un coro de trompetas celestiales en terminología erudita. Un vibrato para remarcar el afinamiento de un poder que toca casi siempre de solista en esta orquesta desvensijada que se presenta como democracia clásica.
Este eclipse solar anular se encuentra en Constelación de Acuario. Pero, debido a la precesión de los equinoccios, el eclipse realmente cae dentro del signo de Piscis. Dominado por el planeta espiritual Neptuno, este eclipse particular puede traer buena fortuna y felicidad duradera, pero también ebulliciones y engranadas personalísimas. Dicen los astrólogos que los efectos individuales se dan en el tiempo después, hasta varios meses a posteriori, no en el preciso momento. Así que no extrañarse sobre lo que se venga en términos públicos por ejemplo con tanta actividad astronómica. Incluso, se advierte que esta es la previa, ya que el eclipse solar gran, tendrá lugar el 21 de agosto, cerquita nomás de las elecciones de este año, cuando otra vez, `el padre luminaria´ quede a oscuras un rato, desapareciendo de la vista de sus alumbrados. Toda una simbología de lo que podría ser o tarde o temprano será, en términos de sistema.
“Si analizamos lo que entendemos por política, podemos distinguir su faz agonal, o sea la lucha por la obtención y la reproducción del poder, de su faz arquitectónica, es decir el ejercicio del poder, la planificación y gestión”, decía en 2015 Máximo Merchensky, un desarrollista PRO que podría reeditar perfectamente sus columnas dos años después sin que se note, y que predecía `El Eclipse de las Políticas Públicas´, consensuadas y auditadas, como alguna vez se entendieron.
¿Dónde ver el ‘anillo de fuego’ del eclipse este domingo? Este eclipse empieza al oeste del sur de Chile, se concentra en Camarones al sur de Chubut, Argentina, y termina en Angola, Zambia y la República Democrática del Congo en África.

Territorio de gigantes

Entre tanto, que lo de arriba no tape lo de abajo. Bastante polvareda hizo en la semana los amagues de empresas que hablan de achicar o incluso cerrar. Algunas de estas posibilidades impulsaron que el Gobernador retome la discusión por la restitución de reembolsos por puertos patagónicos que arrastrará en nación. Lo hizo visitando algunas empresas laterales, que orbitan a las industrias mayores. Un orejeo que por elevación le muestra la elipsis de a quienes se irá poniendo en contra Macri, si sigue tirando de la piola de las ventajas comparativas de producir en Patagonia. A la par, marcó la cancha con empresas `poco generosas´ a las que pondría en jaque con concesiones o exhaustivas miradas ambientales.
En tren de guita concreta, Chubut anunció otra licitación para la colocación de Letras por 800 millones de pesos para cubrir parte del déficit fiscal en las cuentas provinciales. Este será el primer gran endeudamiento de 2017 y pasó casi desapercibido para la opinión pública, pero no para los estratos políticos.
Finalmente, ayer, al caer el sol, un raro ocaso grisáceo enmarcó la estepa que serpetea el río Chubut, y que en las puertas de la Ciudad de Luis, puso de pie al dino extinto dudosamente apodado Titanosaurus. Con el mastondóntico anfitrón en puerta, Trelew se muestra como la ciudad por donde caminaron y caminan especies tan únicas como sorprendentes. En este territorio de sauros, Das Neves espera repetir mandato en 2019, y alcanzar a los 72 años, la intendencia de su ciudad natal. Ser el más grande entre los grandes es, después de todo, la ilusión paleonto-política más excepcionalmente común de toda gran especie. Erigir un modelo de tales dimensiones es, por lo menos elocuente para el partido que viene gobernando en las urnas hace ya 15 años. El anfitrión a escala de Chubut, sin embargo no nace de un huevo ni del Feruglio, tan grande él, que nos vuelve a todos pequeños. Como decía Einstein, “somos arquitectos de nuestro propio destino”, no?

*Soy Juana de Arco, amiga de Juan de la Sota, fiel del Furia, seguidora de la Sombraonline y ceniza de tantos