Posiblemente el tema mas importante de lo que va de febrero fue la reunión del martes pasado de los ministros de Economía de todas las provincias con la que se inauguró la discusión de un nuevo régimen de coparticipación federal. En el encuentro, que duró cerca de tres horas y encabezaron los ministros del Interior, Rogelio Frigerio, de Hacienda, Nicolás Dujovne, y de Finanzas, Luis Caputo, presentaron además los ejes de la reforma impositiva que impulsarán este año y dos asuntos que vienen siendo discutidos desde el año pasado: la reducción de los déficit fiscales de las provincias y sus emisiones de deuda.

Coparticipación

El tema dominante para gran parte de las provincias Argentinas es la coparticipación de ingresos. Esta semana se avanzó bastante, ya que Nación tiro sobre la mesa los lineamientos de la propuesta inicial para reformar el régimen de reparto de fondos a las provincias, una deuda arrastrada desde la reforma constitucional de 1994, que establecía la necesidad de sancionar una nueva ley convenio sobre el tema antes de que concluyera 1996.
En líneas generales, el esquema que propone la Nación consiste en repartir a las provincias lo necesario para que cubran la brecha entre su recaudación y los costos –diferentes en cada caso– que le implica a cada distrito hacer frente a los servicios que presta, bajo estándares similares. La intención del Gobierno es que estos lineamientos presentados sean el puntapié para una discusión que se dé durante todo el año, pero que desemboque en un proyecto de ley recién en 2018, una vez concluido el año electoral.
Por su parte, los ministros provinciales coincidieron con la Nación en la necesidad de poner en discusión el tema y aunque hubo algunos comentarios sobre lo presentado por parte de algunos funcionarios provinciales, no se llegó a dar un ida y vuelta, según reconstruyó uno de ellos. Por el contrario, varios ministros guardaban cautela a la espera de analizar en profundidad la propuesta nacional y contrarrestarla con sus propios reclamos.

Mensualmente

En ese sentido, la intención de ambas partes es repetir estos encuentros una vez por mes, aprovechando que con la misma periodicidad se reúne el Consejo Federal de Impuestos (CFI), aunque desde el Ministerio del Interior reconocen que van a ser necesarias reuniones bilaterales también por la diversidad de reclamos disímiles y contrapuestos que existen.

Reforma impositiva

A su vez, el ministro Dujovne presentó los ejes de la reforma tributaria que propuso la Nación, un aspecto vinculado a la reforma del régimen de coparticipación, dado que para discutir el reparto de fondos, todos entienden que es preciso también discutir su origen y la cantidad que se reunirá, así como también, cuánto debería ingresar directamente a las provincias a través del cobro de impuestos provinciales y cuánto debería cobrar la Nación y luego repartir.
En lo que hace a la reforma impositiva, el objetivo nacional es lograr un sistema impositivo que sea “más eficiente, equitativo, ágil y plausible de ser cumplido, y estable, predecible y sustentable”, según reconstruyó el mismo ministro provincial en base a la presentación nacional. Todo ello, sin que la Nación resigne recaudación, planteó Dujovne.
Además, el flamante ministro de Hacienda abordó la cuestión de los rojos fiscales de las provincias y confió en que, a mediados de marco, cuando el CFI se reúna en Mendoza, se pueda llegar a un acuerdo final en torno al proyecto ya consensuado en el Comité Ejecutivo del organismo de reforma de la Ley de Responsabilidad Fiscal.

Responsabilidad Fiscal

Finalmente, Caputo se refirió a la emisión de deudas de las provincias y destacó la conveniencia tanto para las provincias como para la Nación de hacer “un buen uso del crédito público”, lo que implica responsabilidad en los gastos y coordinación con la Nación en la salida a tomar deuda.

Coparticipación: Cambios en la Comisión Federal de Impuestos en un momento clave

Apenas un día después de la reunión en la que el Gobierno Nacional dio inicio a la discusión de un nuevo régimen de coparticipación, se renovaron las autoridades de la Comisión Federal de Impuestos (CFI), que integran las provincias y la Nación. El ministro de Economía de Chaco, Cristian Ocampo, asumirá la presidencia, mientras que el jujeño Carlos Sadir, se hará cargo de la vicepresidencia. Reemplazarán así, a Salta y Santiago del Estero, que ocupaban esos lugares hasta ayer.
La renovación de autoridades se da en un momento clave para el organismo, que será eje en el trabajo técnico para alcanzar una nueva ley de coparticipación, el deseo de máxima del Gobierno Nacional.
“El CFI tiene una responsabilidad muy importante, que se la asigna la Constitución Nacional, que es la de ser el organismo que controla el régimen de distribución de recursos entre las distintas jurisdicciones”, destacó el flamante presidente del CFI, Cristian Ocampo a El Economista.
“Eso va a implicar un rol importante como ámbito especializado para arribar a un buen proyecto, donde ninguna jurisdicción pierda ni perciba menos de lo que hoy percibe y que en el futuro, la masa de distribución primaria sea la suficiente para igualar las oportunidades de todas las jurisdicciones”, planteó y aseguró que la institución va a estar “permanentemente analizando cómo va la distribución a los distritos y cuál es el impacto de cada medida en cada uno”.
Sobre la propuesta disparadora revelada por Nación a las provincias, el ministro chaqueño evaluó positivamente que se prevea buscar “indicadores objetivos”, pero eludió una definición más concluyente al respecto. “Hay una agenda de trabajo, no es definitiva (la propuesta). Hay que trabajar la ansiedad porque esto no es una cuestión que se va a resolver en una o dos reuniones”, frenó.
Precisamente, en la última reunión de la pasada semana, los ministros de Economía provinciales resolvieron reunirse mensualmente aprovechando las reuniones de Comité Ejecutivo de la CFI, que tienen esa periodicidad. “Ese es el trabajo técnico, que es lo que nos compete. Después, estará el debate político, donde serán ya los gobernadores y el Presidente los que deberán llegar a una nueva ley convenio”, añadió Ocampo.
En lo que hace directamente al organismo, en tanto, manifestó que el eje que buscará darle a su gestión es el de “profundizar el federalismo”. “La idea es hacer el plenario en las provincias, recorrerlas, ofrecer capacitación en las distintas jurisdicciones que lo vayan requiriendo. Queremos tener una Comisión que sea federal y esté en el territorio. Lo venimos haciendo y queremos seguir ese camino”, sostuvo.