En la audiencia de ayer jueves, en el juicio que se desarrolla en los Tribunales de Puerto Madryn por el homicidio de Miguel Aguilera, el único acusado, Freddy García, reconoció el crimen, según la Fiscalía, “abrumado por las pruebas.
García, en su primera declaración oficial, reconoció abiertamente ser el autor del crimen del enfermero Miguel Aguilera, quien murió el pasado 30 de abril de varias puñaladas: “Más que nada primero le quería pedir disculpas a la familia por lo que hice. Estoy sumamente arrepentido, yo nunca hice nada como esto en mi vida, nunca tuve antecedentes. Es la primera vez que cometo algo así, que me disculpen por esto. Yo no sabía, me perdí, en ningún momento tenía pensado hacer nada como eso, nunca quise lastimar a nadie”, afirmó García en la etapa final del juicio que comenzó la semana pasada.

“Pasó lo que pasó”

García afronta una posible cadena perpetua por asesinar de múltiples puñaladas a Miguel Aguilera, un enfermero de Gan Gan, a quien le había pedido si lo podía llevar desde Gan Gan hasta Trelew. “Todo arrancó cuando yo le pedí si me podía acercar y me dijo que sí. Me pasó a buscar por el taller y en el trayecto me decía por qué lo cagaban en el arreglo de la camioneta. Me decía que no teníamos que hacer eso, que la gente era buena. Yo le dije que no tenía nada que ver. Así que en el trayecto empezamos a discutir y él dijo que me baje. Así que me bajé y empezamos a discutir abajo y en un momento pasó lo que pasó”, relató el joven acusado de “homicidio criminis causae”. “Cuando le di el primer puntazo me asusté y no sabía qué hacer y lo único que se me ocurrió fue agarrar la camioneta e irme para Trelew”, relató.
El cuerpo de la víctima fue encontrado escondido dentro de una alcantarilla a la vera de la Ruta 1. Su camioneta –con la patente cambiada- y su celular se hallaron en poder de García. “Le cambié la chapa patente y le puse la chapa esa, que me disculpen por el mal que le causé a toda la familia. La estoy pasando muy mal. Yo tengo una enfermedad, tengo VIH”, finalizó y decidió no responder preguntas.

La posible condena

Merced a la intensa investigación de la Fiscalía y las Brigadas de Investigaciones de Madryn y Trelew, García fue detenido a los pocos días del crimen. Estaba oculto en la casa de unos familiares en el barrio INTA de Trelew. En caso de ser hallado culpable, el acusado enfrenta una pena de prisión que va de los 10 años hasta cadena perpetua por este hecho.
Los fiscales Daniel Báez y Alex Williams, quienes junto al abogado de la familia, acusan a García, afirman que “hay pruebas contundentes contra el acusado”. En este sentido, Báez destacó que “abrumado por las pruebas en su contra terminó reconociendo el crimen”.
Los alegatos del juicio serán el viernes a las 9:30 horas. Seguidamente, el tribunal integrado por las juezas Patricia Reyes, Stella Eizmendi y Marcela Pérez Bogado deberá resolver si condena o absuelve al acusado.