Este miércoles se vivió otra extensa jornada en sala de audiencias de la oficina judicial de Trelew, al desarrollarse la audiencia de revisión respecto del imputado Emiliano Nicolás, quien fue detenido junto a Roberto Nicolás, Patricia Sendín y Guillermo Nicolás, a quienes se les endilgan delitos de asociación ilícita, estafas, adulteración de documentos, coacción, coacción agravada por uso de armas y tenencia ilegítima de armas de uso civil, en la comercialización de automóviles.
El último domingo se había revisado la situación de tres de ellos, defendidos por Javier Romero y Federico Massoni, debido a un impedimento para estar presente del doctor Oscar Romero, defensor de Emiliano, por lo que la oficina judicial programó el evento con la situación de este último para el martes.
En un tono similar a las audiencias anteriores, Romero expuso sobre diversos aspectos de la resolución tomada por el Juez César Zaratiegui respecto a su cliente, rechazando la medida de coerción de seis meses, al objetar el tratamiento de los casos en los que se encuentra involucrado y argumentar que no existe el peligro de fuga y entorpecimiento. El Ministerio Público Fiscal, representado en la oportunidad por el funcionario de fiscalía Enrique Kaltenmeier reafirmó acerca de los elementos recogidos en la respectiva imputación que permitieron la apertura de investigación, dar el trámite de causa compleja y la solicitud de prisión preventiva, exposiciones que se brindaron ampliamente en el transcurso de las distintas audiencias, a través de los fiscales generales María Tolomei y Marcos Nápoli.
Los jueces Marcelo Nieto Di Biase y Ana Laura Servent, ya en horas de la tarde, resolvieron la confirmación de la decisión tomada oportunamente por Zaratiegui, observando que los parámetros evaluados alcanzaban también a Emiliano Nicolás, por lo que determinaron la prisión preventiva también por el plazo de tres meses, al igual que los restantes imputados en la causa.

La defensa

En una audiencia cuyo desarrollo se preveía, si bien extensa de trámite normal, más allá de las divergencias demostradas por las defensas en cada una de las jornadas, la particularidad la expuso el defensor de Emiliano Nicolás, doctor Oscar Romero, quien ya en el mismo comienzo de su alegato manifestó, dirigiéndose a los jueces: “Algunas circunstancias habilitan presumir que ustedes son cómplices de estas decisiones ilegítimas y arbitrarias”.
En ese momento fue cruzado verbalmente por Marcelo Nieto Di Biase, expresando que no iba a permitir ninguna falta de respeto hacia la persona de ambos magistrados: “No soy cómplice de nada ni tampoco la doctora Servent, estamos haciendo nuestro trabajo, así que le pedimos que se dirija correctamente sin manifestaciones hacia los jueces ni a ninguna de las partes”, aseveró el Juez, tras lo cual el abogado trató de justificarse al señalar que no era nada contra ellos, sino que sentía se estaba dando en este caso un ejercicio abusivo del poder coercitivo del Estado, entre otras cosas, aclarando también que era la primera vez en su carrera que se manifestaba de esa manera.
La audiencia prosiguió, y en forma inesperada, cuando los jueces terminaban de dar a conocer detalladamente la resolución, cerca de las 16, se consultó si las partes tenían alguna otra cuestión, Romero espetó: “Esto fue un insulto a la inteligencia y ustedes lo expresaron sin vergüenza”. Esta vez, el doctor Nieto Di Biase, pidió a la oficina judicial una copia de la audiencia para que sea enviada al colegio de abogados de esta ciudad, y así observe la posibilidad de sanciones para el profesional.