En las ofertas de trabajo suelen poner énfasis en el lugar y el entorno en donde se desarrollarán las tareas. Un “excelente ambiente laboral” casi siempre figura como objeto de seducción para los postulantes. Una vez ya establecido el vínculo laboral, las compañías apelan a diferentes medidas para mantener felices a los empleados y lograr su mejor rendimiento. Una de ellas, aceptar mascotas.

La empresa escocesa BrewDog se dedica a fabricar cervezas artesanales. Recientemente inauguró una sucursal en Ohio. Sin embargo, la noticia no fue la apertura del nuevo establecimiento, sino que replicó el mismo método que usa en la sede de origen. Demostrando su amor y preocupación por los animales, crea una atmósfera “dog-friendly” con reglas dignas de aplaudir.

Al igual que como sucede con el nacimiento de un hijo, los patrones ofrecen una semana de vacaciones pagas a quienes decidan adoptar un perro -recién nacido o rescatado de la calle- para la familia. Además, transcurrido el periodo de permiso, los empleados pueden llevar a sus nuevos amigos de cuatro patas a la oficina para que no tengan que preocuparse de que los canes se queden solos y tristes en casa.

Las resoluciones forman parte del programa “Puppy parental leave”. Según los dueños de BrewDog, la iniciativa -digna de imitar- responde a que los cachorros, al igual que los bebés, necesitan adaptarse al nuevo hogar en el que se encuentran y conocer a cada miembro de la nueva familia.

En la sede en la ciudad escocesa Aberdeenshire, la empresa cuenta con 50 perritos que son considerados como miembros del personal. Los fundadores, James Watt y Martin Dickie, crearon la empresa con su perro Bracken en el 2007 y aseguran que están dispuestos a dar a sus trabajadores el tiempo suficiente para vincularse con sus mascotas y no preocuparse por su trabajo.

El beneficio será dado para los casi mil empleados alrededor del mundo. De acuerdo a Watt y Dickie es la primera en Estado Unidos en ofrecer una norma de esta magnitud. “No estamos al tanto de otras empresas estadounidenses que den una semana de permiso a su personal para ayudar a construir un vínculo con sus perros”, afirmaron.