Por Rogelio Montatanto

El escenario de aniversarios o inauguraciones donde el ejecutivo provincial confronta con los Ejecutivos Municipales, convoca más en el final de febrero, que el súper eclipse anular que tendrá lugar este domingo. En definitiva, también es un fenómeno de eclipse, auqnue político, lo que entra en juego. Quien se visibiliza más, y quien eclipsa a quien. Así sucedió en la simbología trunca del `puente´ del Elsa, entre el gobernador Das Neves (Ch.S.T.) y Rossana Artero (FPV), y volverá a ocurrir mañana en Comodoro Rivadavia, en el marco del acto oficial por el 116º Aniversario de la Capital del Petróleo.
Desde ya, y pese a los encontronazos permanentes con Carlos Linares, el líder del oficialismo ya confirmó su presencia en el aniversario y lanzó otra provocación: “Se van a invertir $215 millones, eso para los que dicen que no se invierte”, afiló Das Neves al inicio de la semana.
A ciencia cierta, no se sabe que puede salir –además de caras largas y verba recargada- de dos dirigentes con pocos eufemismos y muy politizados como lo están el propio Das Neves y Linares. Este último fue a territorio rawsense a implosionar la sesión Extraordinaria donde la mayoría legislativa le ocasionó el primer gran traspié del año al dasnevismo, amagando con perforarle la caja que viene acomodando a costa de endeudamiento y gestión.
Con esto, Linares sabe que tira mucho de la cuerda y se posiciona como frontón natural con miras a 2019. Además, saca lo peor de Das Neves y su entorno cercano, en tono contestatario y centrípeto. Algo que para cualquier comodorense se transforma en rédito, habida cuenta la resistencia que en esa ciudad históricamente han tenido los dirigentes del Valle.

La previa

De hecho, mañana al compartir palco, los funcionarios provinciales y los municipales comodorenses poco y nada tendrán para decirse en tren de augurios y buenos deseos. Esta semana, no sólo Das Neves siguió castigando la intervención de Linares en el bloque opositor legislativo, sino que su Ministro Coordinador, Alberto Gilardino, acusó abiertamente a Linares de “boicotear a Chubut”. Sostuvo que “una clara evidencia de eso fue verlo en la Legislatura Provincial reunido con los diputados del Frente para la Victoria, y después en la tribuna arengando”.
Afirmó que “causó indignación que el intendente de Comodoro Rivadavia operara en contra del acuerdo con Magistrados, favoreciendo así el embargo de las cuentas del Estado a favor de jueces y abogados y en contra de los intereses del pueblo de Chubut”.
En ese marco aseveró el ministro que “desde que asumí el cargo fui cinco veces a Comodoro Rivadavia a efectuar gestiones para intentar solucionarle los problemas a los vecinos, y el intendente Linares viene a Rawson a boicotear la Provincia en vez de gestionar por su ciudad”. Por su parte, desde el entorno de Linares le achacan a Gilardino y al Ejecutivo Provincial, actuar `pour la galerie´. Puntualmente que por ejemplo no se interesan en profundidad por Comodoro, y en el caso del ministro de no haber hecho nada por superar por ejemplo el conflicto que produjo desabastecimiento de combustible en toda la región. “la gestión de Rawson acá es nula, o está sesgada por un intento malsano de sometimiento político territorial”, advirtió una fuente vinculada al Ejecutivo comodorense.

El nudo

En el medio de actos `simulados´ en euforia y profundamente politizados, el conflicto con los magistrados y la forma en que se resuelva es detonante para el éxito de la gestión de Das Neves, que al apurar definiciones sobre su intención de repetir en 2019, se subió al ring 32 meses antes.
Según fuentes diversas, la deuda con los magistrados ascendería a 300 millones. De donde sale ese número no está claro. Lo que si viene de arrastre es que en noviembre de 2015, la `deuda´ con los jueces ya sumaba más de $ 73 millones, incluyendo lo que embolsaron los magistados (jueces, fiscales, defensores y profesionales) y sus abogados patrocinantes. En ese momento mediante amparos se embargaron las cuentas públicas, y se fue haciendo arreglos para destrabarlas, que luego el gobierno de Martín Buzzi incumplió, hasta llegar a la actual situación, que ahora los legisladores que responden a Buzzi, no dejarían resolver sin afectar al oficialismo. Y porqué lo harían? Después de todo, el razonamiento ultrapolitizado que cultivan indica que cuanto peor le vaya a esta gestión de Das Neves, menos impulsará a la gente a volverlo a votar.
Y frente a la cantinela del ´bien común´ y la defensa de la gobernabilidad, el rencor del grueso de judicializados que engloba el FpV, respondería con desenmascarar las prioridades y excepciones del oficialismo en relación a algunos magistrados.
Es que en el ranking de los jueces que más avanzaron judicialmente contra el Estado figurarían cuatro juezas. Y en punta, está nada menos que Graciela Mercedes García Blanco, titular de la Sala “B” de la Cámara de Apelaciones de Comodoro Rivadavia, quien figura al tope de los reclamos con un amparo por 1.858.623,03 pesos. Doña Graciela es la actual suegra de “El Tano” Di Pierro, y es la candidata propuesta irónicamente por el dasnevismo para ocupar una de las vacantes en el Superior Tribunal de Justicia. De hecho, el Ejecutivo ya mandó el pliego al Legislativo para ser tratado en extraordinarias, pero este lo cajoneó por `no haber apuro´ y pasar a considerarlo después del inicio de sesiones oficiales, el 3 de marzo.
Que no es coincidencia, pareciera evidente. Ahora la pregunta del millón (ochocientos) es si con este cargo el Ejecutivo negocia con doña Graciela que no le cobre intempestivamente la deuda, o solo logra que “El Tano” le aporte una mano legislativa más, la de su `soldado´ Sergio “Tano” Brúscoli. Un tema que al parecer agitará fuertemente el bloque opositor en breve.

Los acreedores `amigos´

A Graciela García Blanco, la seguiría en el top ten de `magistrados acreedores´, la presidenta de la Cámara de Apelaciones también de Comodoro Rivadavia, Nélida Susana Melero, con un amparo por 559.072,97 pesos.
Otra mujer, Gladys Mabel del Balzo, titular de la Oficina de la Defensa Pública en Puerto Madryn, se ubica tercera con un reclamo por 539.234,02 pesos, seguida la jueza de Familia de Comodoro Rivadavia, Mabel Clara González, con 433.452,77 pesos. Todos estos datos, a los que los jueces no querían llegar a que se hicieran públicos para no mansillar sus impolutas trayectorias (ya que Ganancias en general no pagan), no son propias, sino fueron profusamente difundidos por el matutino del valle, Jor-Nada, de privilegiado acceso a la información oficial.
Dicen que recién en el cuarto lugar aparecería el primer magistrado masculino que sería Oscar Alberto Oro, fiscal general de la Comarca Andina, que presentó un amparo por 415.112,25 pesos.
El listado da para más, y en afirman que en el “top 50” aparecen conocidos jueces como Hernán Del Verme, Martín Zacchino y Jorge Alberto Criado, de Esquel; Leonardo Pitcovsky y Horacio Daniel Yangüela, de Puerto Madryn; Aldo de Cunto, Sergio Piñeda y Carlos María Faiella Pizzull, de Trelew; Daniel Casal y Daniel Camilo Pérez, de Sarmiento; y Carlos Tesi, de Rawson, entre muchos otros.

Como viene la mano

La situación de Chubut es por lo menos increíble en momentos en que una gran parte de la ciudadanía no llega a mitad de mes con sus haberes. Dicen que a los magistrados que decidieron embargar las cuentas públicas ya en su momento y que irían por más para cobrarse una equiparación salarial con otras regiones del país, los asiste la razón y el derecho, pero han venido siendo cuestionados por distintos estamentos sociales por la forma que eligieron para “autoaumentarse” sus salarios sin pasar por una discusión paritaria, como cualquier otro trabajador estatal o privado.
En este desaguisado, el rol que jugó el ex gobierno de Buzzi fue similar a dejarle activada una bomba al que viniera, ya que en 2012 fue urdido el acuerdo con la Asociación de Magistrados, pero inmediatamente se inclumplió. Muchos señalan como el gran responsable de haber impulsado este acuerdo al exfiscal de Estado, Blas Meza Evans.
El incumplimiento por parte del Gobierno desató una ola de amparos y ejecuciones que sacudieron las cuentas del Estado. Más precisamente, una cuenta bancaria en donde se depositan las regalías petroleras, que son las que utilizaron para cobrar los algo más de 100 millones de pesos entre embargos y honorarios. Ya en 2015, según algunos cálculos, se había ejecutado más del triple del monto que debía haber afrontado la Provincia de haber cumplido el acuerdo inicial.
En 2013, el Ministerio de Economía que por aquel tiempo estaba en manos de Gabriela Dufour, emitió la Resolución 239, en la se aprobó un cronograma de pagos para magistrados y funcionarios. Muchos aceptaron la forma de pago: en total, 24 meses agrupados en seis cuotas. Pero el Gobierno de Buzzi, otra vez incumplió. Ahora el tema se convirtió en un conflicto que enreda a los tres poderes del Estado de Chubut y compromete seriamente las arcas provinciales, el cumplimiento con inversiones y urgencias municipales y los proyectos en danza.