Las reservas hoteleras registradas en los últimos días dan cuenta de un fin de semana largo con un alto nivel de actividad turística en todo el país, según datos suministrados por organismos municipales y provinciales del área difundidas por el Ministerio de Turismo de la Nación.
“Este verano fue mejor que el anterior y, sin dudas, el feriado de Carnaval muestra la misma tendencia. Es una gran oportunidad para disfrutar los destinos diversos de la Argentina y también para hacer la última escapada del verano”, dijo, al respecto, el ministro de Turismo de la Nación, Gustavo Santos.
En la región Norte, por ejemplo, la provincia de Jujuy ya alcanzó un nivel superior al 70 por ciento en promedio, con un 88 por ciento en la Quebrada y un 76 por ciento en el Valle. En la ciudad de Salta, el 70 por ciento.
En Cuyo, la ciudad de Mendoza, con un 68 por ciento de reservas creció un 6 por ciento en relación con el año pasado, en Las Heras superó el 88 por ciento y en Tupungato trepó al 90 por ciento.
En la Patagonia, El Calafate llegó al 70 por ciento, mientras que en el Litoral, la ocupación estimada era del 100 por ciento para Villa Elisa, 80 en Chajarí y 70 en Colón. En Córdoba, Villa General Belgrano informó un 95 por ciento.
En la provincia de Buenos Aires, donde el promedio era del 82 por ciento en las horas previas al inicio del fin de semana largo, Mar del Plata alcanzó el 88 por ciento y el Partido de la Costa registraba un 80.

El Eclipse fue el gran protagonista

El pasado fin de semana, la intendenta de Camarones, Claudia Loyola, confirmó que “estamos desbordados por los visitantes” que se aprestaban a presenciar, el pasado domingo, el eclipse de sol anular, en el marco de una masiva concurrencia a una localidad con unos mil habitantes, ubicada a 220 kilómetros al sur de la ciudad capitalina de Rawson.
Además, la Jefa Comunal reveló hoy que “todas las camas de hoteles, residenciales y cabañas que son de aproximadamente cien plazas ya están reservadas para mañana y el camping municipal exhibe ya una buena cantidad de huéspedes que llegaron con carpas, motorhomes y casillas rodantes para sumarse al avistaje del eclipse”.
Camarones recibió, previamente y durante el desarrollo del eclipse anular, cientos de aficionados y profesionales de la astronomía, quienes se aprestaron a visualizar el fenómeno, que se produjo cuando el diámetro de la luna se ubicó entre el observador y el sol, produciendo en el “astro rey” un anillo de luz en todo su contorno.

Habrá que esperar tres décadas

En la localidad ubicada en la “Bahía Camarones”, de este modo, se vio el fenómeno en su máxima expresión debido al privilegio de su ubicación, en la franja de aproximadamente 50 kilómetros de la denominada “línea de máximo”, por lo que “se montaron dos centros de observación, uno en Camarones y otro frente a Caleta Sara, 25 kilómetros al sur, según contó Loyola. El eclipse se pudo ver, también, de manera plena en los parajes de Pastos Blancos, Facundo, Ricardo Rojas y Las Pulgas, sobre el extremo sur de la provincia.
El fenómeno, que no se repetirá en el mismo lugar con esa plenitud hasta el 5 de diciembre de 2048, fue observable entre las 9:30 y las 12:15 horas, según el huso horario argentino.
Especialistas consultados coincidieron en explicar que los eclipses no son tan “inusuales”, ya que existen entre tres y siete por año, pero depende mucho del lugar donde uno esté ubicado en el planeta para poder tener una imagen plena o parcial del fenómeno.