COMODORO RIVADAVIA – La pequeña de tan solo un año y cuatro meses se encuentra internada en el Hospital Regional de Comodoro Rivadavia en estado reservado, debido a la gravedad de las lesiones que sufrió por la golpiza que le habría dado Lucas Cayulef, de 18 años, quien sería su padre.
Abby ingresó el martes por la tarde en grave estado al Hospital Regional de Comodoro Rivadavia. Hasta allí fue trasladada desde el Hospital Rural de Río Mayo. La pequeña recibió una golpiza que le provocaron contusiones en los pulmones y el páncreas, así como líquido en el abdomen.
Su llegada al hospital local fue en un estado extremadamente crítico: “Estaba con un shock hemorrágico, principalmente por las lesiones abdominales”, explicó este jueves Mauro Nieto, jefe del área de Terapia Intensiva del Hospital Regional. La pequeña fue intervenida de inmediato debido al trauma abdominal que padecía, “tenía lesión de vísceras con un gran hematoma abdominal”. Además, aseguró que padece pancreatitis traumática, asimismo, Nieto manifestó que por el momento el estado de la beba es reservado, está en coma farmacológico y con asistencia respiratoria mecánica. “Está un poquito mejor que ayer. Es una niña crítica con pronóstico reservado y ha tenido una pequeña evolución favorable”, indicó. Con respecto de las secuelas que podría tener una vez recuperada, el especialista aclaró que aún resta terminar de explorar la parte neurológica: “Cuando se hizo la primera tomografía tenía muy pocas horas del trauma, hay que seguirlo de cerca y en cuanto a lo abdominal hay que ver, pero algún tipo de secuelas va a quedar”.