La Conferencia General de la UNESCO de 1995, fue la encargada de definir el 23 de abril como fecha oportuna para rendir homenaje universal a libros y autores, debido a que ese día, en 1616, fallecieron Miguel de Cervantes,William Shakespearee Inca Garcilaso de la Vega.
Mariana Bratin, encargada de comunicación de La Boutique del Libro – 25 de Mayo y Roque Sáenz Peñay altos del Portal de Madryn, Avenida Roca y 28 de Julio- dialogó con El Diario, en el marco de una jornada que incluirá juegos y sorpresas para quienes visiten la sede central de la librería.

D: ¿Qué implica ser librero?

B: Esto es un comercio y, a la vez, no lo es. Si bien es una labor que reúne las características de un comerciante, sigue siendo un ámbito cultural que exige cierta formación y conocimiento, además del amor por los libros. Uno puede ser el tipo de librero que quiera y está en uno aprovecharlo, pero hay que tener en cuenta que acá formamos lectores. Desde mis inicios en el rubro, cuando trabajaba en la librería Aiken de nuestra ciudad, sigo en contacto con generaciones de chicos que crecieron con nosotros.

D: ¿De qué modo La Boutique del Libro acerca la literatura a la comunidad?

B: Acompañamos a bibliotecarias y docentes a través de un trabajo en conjunto que implica, no solo la comercialización de los libros, sino tambiénla coordinación de visitas de autores y presentaciones en nuestros espacios. Además, a partir de entrevistas televisivas con escritores y desde su propia palabra, mostramos a la comunidad detalles del proceso creativo y, de este modo, muchas veces alentamos a aquellos que escriben y tienen la inquietud de publicar, pero no saben cómo hacerlo. Por otro lado, una vez al mes, en la sucursal ubicada en el Portal de Madryn, llevamos a cabo las “Cuenteretas” con la narradora Luciana Grandon, destinadas a los más chicos que, además de conocer cuentos y novedades literarias, tienen elementos para jugar y dibujar a partir de distintas historias.

D: ¿Cómo han ido cambiado los hábitos de lectura?

B: Creo que existe un mito según el cual los chicos no leen, cuando en realidad sí lo hacen. Incluso, ellos mismos crean grupos de lectura en los que despliegan sus intereses a través del intercambio de libros y actividades. Hay jóvenes que traen a sus papás, que comienzan a relacionarse con la lectura a partir de sus hijos. La librería ha dejado de parecer ese ámbito lejano, casi medieval, reservado a los eruditos y ha logrado abrirse a la comunidad toda.

D: ¿A nivel contenidos? ¿En qué medida la nueva literatura describe al mundo actual?

B: Hay un gran cambio en el pensamiento y las personas realizan un camino lector diferente. Ha habido una inclinación hacia las terapias alternativas, por ejemplo; como algo que evidencia la búsqueda de nuevas maneras de ver el mundo y un abordaje de temas que antes eran tabú, como es el caso de vidas pasadas y reencarnación. También la necesidad de adquirir buenos hábitos, de construir una vida saludable, tiene su réplica en la nueva literatura y esto se debe a que la lectura tiene mucho que ver con las modas. Con esta tendencia a consumir lo que el marketing te impone. Pero lo cierto es que, si hacemos historia, encontraremos antecedentes. Por ejemplo, la novela erótica que tuvo su explosión con “Cincuenta sombras de Grey”, de E. L. James, tiene aires de Corín Tellado, salvando las distancias. Por otro lado, “El secreto”, de Rhonda Byrne, tuvo mucha repercusión, aun cuando Saint Germain y ConnyMendez ya hablaban de metafísica, desde un lugar menos mediático.

D. ¿Cómo resiste el libro papel en la era digital?

B: Competimos todos los días con eso. Es nuestra gran sombra y estamos todo el tiempo trabajando para no desaparecer. Como periodista, cuando el diario digital tuvo su auge, sentí que el diario papel tenía las horas contadas y, sin embargo, no sucedió. Si bien es cierto que estamos digitalizando todo en esta era, el papel resiste porque tiene su encanto y cierto romanticismo.

D: Argentina, cuna de grandes escritores y Premios Nobel de Literatura, pero también de excelentes autores desconocidos.

B: Sin dudas. Permanentemente, y gracias a los mismos lectores, descubrimos joyitas ignoradas. Sucedió en su momento con Selva Almada, con escritores franceses como PhilippeClaudel, que es además cineasta; o italianos como AlessandroBaricco y su magistral “Seda”, entre tantos otros. Lo bueno es que no se terminan los buenos escritoresy que las Editorialesfomentan descubrimientos a través de los concursos. Pienso que, si bien siempre es grato volver a los clásicos como Gabriel García Márquez, ErnestHemingwa o Borges, hay que dar una oportunidad a los nuevos porque hay muchos y son maravillosos. Es cuestión de buscar: hay un libro para cada lector.