Para que un grupo de deportistas funcione, y a partir de allí logre los objetivos, es clave la buena relación entre sus integrantes.
La diversión, la buena onda y las bromas, son moneda corriente en el plantel browniano, que tiene como líderes de esas buenas energías a Renzo Ruggiero, Gustavo Mbombaj y Rodrigo Fernández Giles.
r9

Cual sucede en la película “Space Jam”, los jugadores de Brown tomaron la pelota que “La Banda” utilizó en el ascenso en el 2011 ante Huracan de Tres Arroyos y así tener poderes para conseguir el nuevo ascenso conseguido ayer por la tarde.

Ansiedad
La ansiedad ha sido el factor común en los sentimientos de los futbolistas brownianos, tal como es el caso de Mbombaj que confesó incluso, no poder dormir: “la verdad que estamos un poco nerviosos, tengo ansiedad que nunca la sentí, es la primera vez que me toca pasar esta situación… espero poder dormir mañana estamos muy contentos, disfrutando de esta semana, esperando el partido que todo jugador quiere jugar”.
Imaginando el momento deseado, Fernández Giles comentó: “yo imagino lo mejor, la cancha llena, terminar el partido festejando, estar todos los jugadores festejando abrazados en el vestuario”; en tanto que Mbombaj, confesó algo soñado días anteriores: “yo la otra vez soñé que estaba festejando algo pero no sabía bien que era”.

Analizando el Torneo
Sin dudas, hubo coincidencia entre los jugadores de que el juego ante Deportivo Roca, en la primera rueda, en el cual cayeron derrotados, fue el clave: “el partido contra Roca fue el más difícil, otro duro fue contra Belgrano de local, esa semana se notaba mucho el cambio en el vestuario, estábamos liquidados, nos levantamos, fuimos y ganamos en Cipoletti y salimos adelante, además de ´la mano´ que nos dieron nuestros ´vecinos´”, dijo el misionero Mbombaj.
Ruggiero, por su parte, confesó lo intenso que se vivió la anteúltima fecha de la competencia, en el que incluso hubo promesas: “fue jodido, yo también pensé que no iban a ganar… Yo la veía complicada”.
“Yo vi un Torneo futbolísticamente hablando muy duro, había equipos que por más de que no fueran de la categoría parecían serlo, hubo un momento que se decía que no jugábamos bien, que no jugábamos a nada, eso queda a criterio de cada uno, nosotros tenemos nuestra idea de juego”, sumó.

Apuntados los fashion
A la hora de saber las intimidades que se viven en el vestuario, blanco de las ´gastadas´ son los futbolistas fashion: “el mas metrosexual es Cristian, es de ponerse cremitas, mirarse el pelo…Hay de todo igual, Cristian con el tema de pelo largo, la combinación en la ropa”, dijo Ruggiero; agregando, Mbombaj que “Rodrigo tiene que combinar la ropa, entre las crocs, el jogging, la campera de cuero, no va… Pero ahora está muy bien, ha mejorado”.

Cada comienzo
Ruggiero, santafesino, comentó sus inicios en el futbol: “empecé futbol porque era lo único que más o menos me salía, en la escuela me lleve materias, lo mío era todo pelota-pelota, hoy en día y gracias a Dios, hace 15 años que mantengo de esto, me fue bien con el futbol, pude llegar a primera que era lo que soñaba de chico, empecé en un club de mi barrio que se llama 25 de Mayo, después pase por Deportivo Rosario, también estuve en Renato Cesarini donde jugaba Mascherano”.
Por su parte, allí en su Misiones natal, Mbombaj compartió que “lo mío de chiquito era la pelota, iba a la escuela cuando me fui a vivir de Misiones a Buenos Aires a jugar en Arsenal, ahí en el primer año me lleve 8 materias, en realidad solo me queda una materia para terminar la secundaria”.
“El Gringo” Fernández Giles, en el vecino Uruguay comentó que “empecé en un club de mi barrio, Los Magos, a los 12 me pasé a Bella Vista… Después me fui al club Progreso, ahí llegue en 4ta. División y después me subieron a Primera en el 2008 y desde ahí no me bajaron”.

Bromas a la orden del día
Cada broma se ha dado durante estos meses en el plantel browniano, que algunas llegan a ser irreproducibles. Sin embargo, los confiesan algunas de las ¨jodas¨ que se dan día a día en su convivencia: “para las bromas tenés que estar atento, desde que llegas hasta que te vas, es terrible, te vas a bañar, volvés y tenés las zapatillas llenas de crema, que te corten los cordones, que te rompan las medias, la ropa”, coincidieron.
Sin lugar a dudas, el victimario de las bromas, el arquero Diego Luque: “hay uno que siempre cae bien parado en las bromas, ese es Diego Luque, hace todas las bromas, y después viene con su carita de diciendo ´que paso, que te hicieron?´” , lo escrachó Ruggiero.

Con animación incluida

r9b

Tal como lo hace en el vestuario y en las concentraciones, “El Gringo” Fernández Giles cantó para sus compañeros y para el encuentro con El Diario en “Bambú – Bar de playa” del Parador 2 “Zona NYC.

A lo largo de los días, el plantel browniano descubrió entre ellos a un artista, además de un futbolista: Fernández Giles, es el ¨showman¨ del equipo, tal como lo comenta Renzo: “es cantante, bailarín, todo, desde las 10 de la mañana que llegamos a entrenar, hasta las 2 de la tarde cuando nos vamos… En Cipoletti hizo un mini show, en el hotel había un salón, y dio un mini concierto, tiene un grupo de cumbia”.
A lo que agrega Mbombaj con la descripción: “veníamos en un viaje, eran las 2AM todos durmiendo y él seguía ahí tocando, por allá a lo lejos se lo escuchaba cantando, un pesado”.
A lo que Fernández Giles, se defiende y cuenta con orgullo: “canto, bailo, charangueo un poco… Surgió cuando con unos amigos del club armamos una banda para tocar un ritmo uruguayo que se llama Plena, se llamó LC (derivado de Los Chetos de la Reja,nombre inicial) y fuimos 5 meses de furor, tocamos en cumpleaños de 15, bailes, casamientos, fiestas de egresados, después cuando volvimos al futbol, nos disolvimos, pero cuando nos juntamos nos ponemos a cantar y a tocar… teníamos muchas admiradoras, demasiadas (risas).. Cuando me retire del futbol voy a aprender a tocar el órgano ya armar mi propia banda”.