En el marco de la última fecha del torneo Federal A, Zona 1º, Guillermo Brown recibió a Deportivo Roca con el objetivo de conseguir el ascenso al Nacional B. Con tan solo un punto de ventaja sobre la Comisión de Actividades Infantiles (CAI) de Comodoro Rivadavia, quien cayó ante Deportivo Madryn en la fecha anterior, La Banda dependía de sí mismo para lograr el objetivo, ya que con una victoria obtenía el ascenso directo.
equipo
Por su parte, el conjunto Naranja, necesitaban ganar para poder clasificar a la fase de repechaje y seguir con chances de subir de categoría, para lo cual también dependía de que la CAI venciera a Independiente de Neuquén en tierra petrolera. Para ello, Diego ‘Coco’ Landeiro dispuso en cancha a Enzo Riffo en el arco; Gianfranco Liyo, Santiago Sanhuesa, Nicolas Mansilla y Alexis Cire, en la defensa; Guillermo Aguirre, Leandro Martín y Diego Guevara en el medio campo; un ataque con Stefano Mecelani, Paul Carrasco y Guido Altamirano.

En cuanto a los dirigidos por Ricardo Kuzemka se destacaban el ingreso de Gustavo Mbombaj por lan moreno, el retorno de Walter Aciar, referente histórico del equipo y la entrada de Javier Burrai reemplazando a un lesionado Diego Luque que ingresó en los minutos finales para la ovación. Con rendimientos de buen nivel, como los de Martín Granero y Federico Velázquez; Brown fue sumamente superior al conjunto rionegrino.
d2a
Partido Liquidado

El dueño de casa no tardó mucho en ponerse en ventaja, ya que tras un tiro libre ejecutado desde el sector derecho, en cercanías del área rival, Fernández apareció con un cabezazo para decretar el 1 a 0 a tan solo 2 minutos de juego. Luego del desahogo de la gente y los jugadores, quienes necesitaban descargar toda la ansiedad acumulada durante la semana, solo hubo que esperar hasta el minuto 32, para que otra vez de pelota parada, Maximiliano Torman decretara el 2 a 0 para ir al entretiempo arriba en el marcador.
GEDSC DIGITAL CAMERA
Ya en el segundo tiempo el vértigo fue disminuyendo, ya que Roca no lograba tener posesión del balón y Brown hacía circular el esférico esperando paciente alguna contra; la cual llegó en el minuto 29, cuando Maximiliano Badel, quien había desperdiciado una chance inigualable ante Riffo, aseguró el remate y sentenció la goleada en 3 a 0 para la locura de los más de 10 mil espectadores que acudieron al Estadio Raúl Conti